Últimos temas
» Dimitri - ID
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Dimitri Smirnov

» | Registro de Grupo {Solo alumnos} |
Dom Jul 05, 2015 6:42 pm por Ryuu

»  Echo? +18 (Privado)
Lun Feb 17, 2014 2:27 pm por Lynn Zaldyck

» Time in the life: Lucas Vitti~
Sáb Dic 28, 2013 1:02 pm por Lucas Vitti

» The time in the no-life
Sáb Dic 28, 2013 12:46 pm por Tsubasa Mori

» The life a the ghost
Sáb Dic 28, 2013 12:40 pm por Tsubasa Mori

» Prueba afiliacion
Vie Nov 22, 2013 9:42 pm por Ryuu

» Cosas de que hablar [Priv. Dimitri]
Lun Sep 30, 2013 7:58 pm por Ryuu

» Ficha {Zen A.} --e d i c i ó n --
Dom Sep 01, 2013 2:25 am por Zen Aleister


Kaldhur Midzhar (ID)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 30, 2013 1:17 pm

   

   Knight Voiceless
   
Apodos: Caballero sin Voz - Dragon Amatista - Guardian de Tharyan.  → Edad: 19 Años. → Raza: Dragon. → Sexualidad: Asexual. → Dormitorio: Rojo.
   
   
   

   Descripción psicológica
    Kaldhur es el tipo de persona que parece imposible conocérsele bien y a fondo; actualmente es improbable poder llegar a ver su personalidad en estado puro. La primera vez que se interactúa con él es fácil de notar que no es un individuo muy dado a la conversación. Sus iniciales respuestas no pasaran de una simple palabra, ya sea un saludo o una afirmación o negación (Solo lo necesario según él). No le incomoda el silencio o la soledad. Esta actitud podría ser pasada por timidez por algunas personas, de no ser por su mirada inexpresiva y apariencia que según muchos llega a dar la impresión de ser alguien intimidante. Es usualmente juzgado a primera vista como un delincuente debido al ermitaño y despreocupado modo de vida que parece llevar (sin mencionar su físico poco arreglado). No parece tener deseos de acercarse a la gente, pero no rechazara a quienes intenten aproximarse a su persona (sean considerados buenos o malos, agradables o desagradables); siempre manteniendo dentro de su mente una línea que personalmente desea que nadie cruce.

Con la impresión que da de ser un delincuente juvenil, junto con el estereotipo ya plantado de su especie, viene consigo el mito de ser alguien violento ante provocaciones ajenas. Nada más fuera de su realidad. Para ser un dragón, su actitud es plenamente calma aun en las peores situaciones. Mantiene su apatía la mayoría de las veces, usualmente cuando nada ni nadie llega a llamar su atención. Aunque no lo aparente es alguien que siempre estará al tanto de lo que ocurre a su alrededor, tanto por intereses personales como también por su actual responsabilidad de líder representante de su raza. Un rasgo característico que mantiene por parte de su raza es la absoluta lealtad a los suyos. Esto no tiene que ver con el hecho de desempeñar el papel de actual líder de los dragones, desde antes de serlo siempre ha tenido una sentido del deber bastante desarrollado que no le permite dormir por las noches si cree haber hecho algo que perjudicase a quienes aprecia.

Claro que lo anterior es tan solo una parte del personaje, una parte del rompecabezas de su compleja personalidad...  Aunque su aspecto y su fachada intimiden, la verdad es que es alguien amable. No titubea a la hora de prestar una mano de ayuda a quien considere amigo o simplemente un buen conocido (a pesar que su pereza ocasione que la mayoría de las veces sea jalado sin que tomen en cuenta su respuesta); sin esperar agradecimientos o recompensas a cambio. Siente debilidad por las personas pequeñas, especialmente los niños. Buscando siempre ser el escudo pero nunca la espada de a quienes proteja. Es astuto, con su inteligencia suele resorber conflictos entre otras personas sin tomar partido en ningún momento; siendo llamado desde antes de llegar a la academia como “el emisario de la paz” (le molesta que se refieran a él con ese alias).

Si bien comparado con otros dragones es alguien dotado de una paciencia casi comparada a la de Dios, lo cierto es que esta no es eterna. Si considera que otra persona está equivocada e insiste en su error hasta el punto de molestar al peli purpura o si estas comentan o hacen alguna tontería descargaría su enfado con la primera persona que encuentre. Si es una mujer no pasara de hacerle un pequeño coscorrón que como máximo le despeinara (o el mismo le haría un peinado ridículo), también podría hacerle algún comentario “hiriente” como que sus zapatos no combinan con su ropa o burlarse de su estatura si se trata de una persona pequeña.  En cuanto a los hombres, no titubeara en golpearle con lo primero que este a su alcance sin intención de matarle pero si de causarle dolor.

Al momento de enamorarse, Kaldhur es un desconocedor casi total de este sentimiento puesto que considera que nunca una relación que haya tenido a avanzado más de una amistad. De nacer el amor en su extraño corazón no sabría como reconocerle. Actuaria de forma torpe y siempre estaría dispuesto a escuchar y a ayudar a esa persona, probablemente no se diferenciaría mucho de una amistad ya que realmente no se considera un macho territorial o celoso. Sin mencionar que le cuesta mucho demostrar su afecto como Cupido manda aparentemente por vergüenza. El considera que es mejor una amistad que una relación amorosa debido a lo complicadas que les considera.


   

   Descripción Física

 

En su forma humana puede verse como un joven que a primera vista llama la atención a pesar de desea mostrarse tan solo como un joven común y corriente que no busca despertar ni interés ni curiosidad por parte de nadie. Más realmente su apariencia no le ayuda. De una altura de 1'87, que le deja por encima de la media, un cuerpo robusto y atlético de una figura delgada, la cual le permite moverse con bastante agilidad y una perfecta flexibilidad; sin mencionar el hecho de ser atractivo. Lleva el pelo extremadamente largo, llegando hasta sus rodillas, de un color violeta, brillante, liso y algo rebelde. Suele llevarlo usualmente amarrado en una cola de caballo alta con la idea de que no le confundirán con una mujer (teoría no confirmada). Sus ojos son llamativos, no demasiado grandes, pero con una tonalidad lucida que podría incluso llegar a resultar cálida; ambos transmiten una expresión apacible y calmada, llegando a ser confundida con frialdad la mayoría de las veces. Los mismos cambian de color dependiendo de la temperatura de su cuerpo. La piel es pálida, sin llegar a extremos anti-naturales, suave y sin imperfecciones. No cabe destacar nada de su nariz o sus orejas, de un tamaño medio, pero sí que cabría mencionar el cuidado blanco de sus dientes y el extremo filo que poseen sus colmillos (No muy normal pero tampoco considerado anormal por los humanos), que le permite morder con fuerza y fiereza. Su vestimenta no tiene nada especial, simplemente tiende a llevar tonos suaves y fríos como el gris, el morado, el negro, azules... etc. Sus brazos y piernas son bastante largos, permitiéndole dar buenas zancadas.



Dada su reciente experimentación al percatarse que en el mundo de los humanos es capaz de adoptar una forma casi totalmente similar a la de los otros humanoides. Ha logrado desarrollar una forma hibrida entre su autentica apariencia y en la que adopta para pasar desapercibido. Esta forma le es de ayuda cuando desea defenderse a sí mismo o a otros sin tener que adoptar su verdadero físico de reptil gigante.

En esta forma su estatura aumenta hasta los dos metros veinte. Junto con su musculatura que llega a resaltarse más a la vista sin llegar al punto de perder su contextura ágil. Desde la punta de sus manos de las cuales surgen afiladas zarpas, hasta llegar a sus codos donde todo se cubre por escamas brillantes de un color violeta con tonalidad azulada; esto mismo ocurre con sus pies y sus piernas donde las escamas alcanzan a llegar hasta sus rodillas. A cada lado del nacimiento de su frente y en el centro de la misma, brotan gruesos y algo largos cuernos de tonalidad grisácea dando la impresión de ser afilados. Sus orejas se adelgazan y estiran aun más que la de los elfos notándose especialmente afiladas en las puntas.  La esclerótica de sus ojos se tiñe de una tonalidad rojiza y sus pupilas se afilan como las de un reptil. Su dentadura también se agranda, dándole una imagen más feroz especialmente a sus afinados colmillos. Sin olvidar sus alas que son iguales (aunque claramente de menor tamaño) a las de su autentica forma. También es capaz de hacer surgir su cola, aunque esto ya queda a elección del macho dragontino.  


En Tharyan, solía ser uno de los machos de mayor tamaño, siendo fácilmente calculado con diez metros de alto y comparado con un mismísimo castillo. Ahora en la tierra, al igual que el cambio a una forma humana, su tamaño se ha reducido notablemente por alguna razón; sin dejar de ser considerado una bestia gigantesca cuando adopta su atentica apariencia.

Un reptil de cuerpo fornido y musculoso. Totalmente cubierto por una serie de escamas resplandecientes a l luz de tonalidad violeta/azulada; por entre las aparentes fisuras de las mismas parece surgir una luminosidad cian algo llamativa. En sus orbes se borran toda señal de iris o pupila, dejando solo un radiante y puro blanco que aparenta no da señales de sentimiento alguno. De cuello largo y grueso, cuya parte trasera nace una hilera de espinas afiladas que van desde su frente hasta la punta de su larga cola (algunas de estas parecen estar partidas). Tanto sus patas traseras como las delanteras son largas y poseen la visible carnosidad necesaria para poder soportar todo su peso; terminando cada una con filosas y gruesas garras. Sus alas son el doble de grandes que él, con una membrana gruesa pero ligera (La misma puede notarse rota en algunas zonas), esto para soportar el cuerpo del macho sin darle problemas en el momento de elevarse por los aires.


   

   Historia

   Nacido en Tharyan, miembro de una nobleza olvidada. Un nacimiento que personificaría a la mismísima paz entre su raza durante los tiempos de guerra. Fue engendrado por un dragón de los volcanes y una dragón de los glaciares en un matrimonio arreglado por los familiares de ambos predecesores de Kaldhur. En un intento de detener las luchas sin sentido entre ambas especies de reptiles gigantescos. Aun antes de abrir el cascaron ya yacía sobre sus inexpertos hombros un peso de ser la viva prueba de que ambas especies de dragones podían convivir sin la necesidad de combates constantes por el territorio o por la simple intriga de saber que raza era la más “poderosa”. Fue un proceso lento pero seguro en el cual se logro finalmente asegurarle a cada habitante de ese mundo una época de paz. Gracias en parte a las familias de Midzhar que desde tiempos inmemorables habían sido los guardianes del bienestar de Tharyan.

Pero… Siempre hay un pero…

Durante los primeros quince años de vida del dragontino hibrido muchas cosas cambiaron desde el primer momento que abrió los ojos. Luego del acuerdo de paz entre diversas especies de dragones la familia de Kaldhur fue olvidada al considerarse su tarea de guardianes como algo obsoleto, volviéndoles una familia más del montón sin poder alguno en las decisiones referentes al mundo. Sus padres que en cierta manera nunca se habían amado lo suficiente como para continuar viviendo juntos, habían tomado caminos diferentes. El joven dragón de escamas amatistas quedo al cuidado de su madre quien desde pequeño le instruyo en el arte de la oratoria y de la democracia al considerar que nada en el mundo era eterno, y que tarde o temprano ese mundo volvería a necesitar de los guardianes. Kaldhur aprendió que toda vida era valiosa, desde el más imponente dragón hasta el más pequeño insecto, creciendo así sin sentirse nunca superior a nada ni a nadie siendo contagiado por su amada madre aquel espíritu de paz que transmitía el solo verla.  

Fueron en aquellos días donde seres con ambición que nunca dejaron de existir fueron escalando posiciones dentro de las jerarquías ya establecidas en el planeta, utilizando la palabra de “la paz” como palanca y lograr adueñarse de los tronos. Aquellas persona impusieron leyes tan estrictas que rozaban lo ridículo. El llamado “Sistema anti-batallas” no era más que una artimaña política para garantizar que nadie se revelaría contra los actuales “reyes” de Tharyan. Cualquiera que infringiera dichos tratados, eran rápidamente condenados al encarcelamiento o a ser ejecutado.  

Kaldhur recién había cumplido los quince años de edad cuando fue llamado para hacer de oyente de las opiniones de ambos bandos políticos: los del regimiento y los opositores. Siendo su apellido nuevamente recordado ante la conveniencia de los ajenos, aunque estos no contaban con un simple y algo extraño hecho. Kaldhur no tenía “voz” de decisión, por ello nunca pudo ni quiso darle la razón a nadie. A primera instancia había aceptado el intentar ayudar porque no quería que su ahora anciana madre fuese obligada a participar en discusiones políticas que él consideraba sin sentido. El pensaba que tarde o temprano se cansarían de su aparente indecisión, pero al contrario, fue la mascota y el chivo expiatorio perfecto por parte de la monarquía para conseguir más seguidores una vez el apellido Midzhar fue nuevamente recordado dándole inclusive el titulo público de guardián de Tharyan.

Cuatro años pasaron en los cuales Kaldhur solo se disponía a intervenir en los juicios exigiendo que la pena de muerte se le fuese retirada a la mayor cantidad de acusados posible, pidiendo también la libertad de aquellos cuyos “crímenes” podían ser remediados. Ya que para el resto de las decisiones mantenía su neutralidad absoluta y se dedicaba cuando mucho a explicar de manera objetiva las situaciones que ambas partes le presentaban y que ellas mismas llegaran a acuerdos si era posible beneficiosos para los dos. Quizás el joven nunca lo sepa, pero tan solo aquella ayuda que consideraba como muy poca había evitado más conflictos de los necesarios salvando así cantidades de vidas. Los reyes le utilizaban y él lo sabía, por ello no vio mal el también utilizar su titulo para conseguir la simpatía de algunos y que ellos mismos se percataran con su propia inteligencia lo que estaba bien y lo que no. Quizás fuese un caballero sin voz propia para decidir su destino pero sin lugar a dudas tenía el don de curar la ceguera de muchos respecto a la realidad de su país. Esto por desgracia no le agrado a muchos fuesen parte del regimiento o de la oposición.

La supuesta pausa de este conflicto llego de la manera menos imaginable. Durante uno de los muchos debates entre el gobierno y la oposición durante los cuales Kaldhur se veía obligado a estar presente. La furia contenida de ambos lados estaba mar ardiente que nunca, hasta el punto que muchos recurrieron a las agresiones físicas para desquitar la ira que desde mucho tiempo deseaban expulsar en contra de sus enemigos. No era difícil de imaginarse que aquella noche de luna llena sería la primera de muchas otras noches de guerra. Aun así el guardián de Tharyan daba todo de si intentando en vano calmar a los presentes, recibiendo el la mayoría de los golpes ocasionando en su cuerpo múltiples heridas que no parecían hacerle desistir de su objetivo. Fue durante el clímax del conflicto cuando un sonido aun más aturdidor que cualquier otro rugido ensordeció a los dragones, haciéndoles detenerse y mirar al cielo. Sobre ellos se alzaba la luna, la cual había cambiado de su usual color plateado a un azul hipnotizante. Se había abierto un tipo de portal que con su enorme poder de succión comenzó a adsorber a las grandes bestias salvajes al interior del mismo. Kaldhur fue uno de los muchos que desaparecieron de Tharyan aquel día.

Despertó con múltiples heridas en su cuerpo, debería de haberse preocupado por estas de no ser porque se percato primero que su cuerpo herido no tenía la misma forma que había tenido los últimos diecinueve años de su vida. Ignorando totalmente el hecho de estar sin ropa (puesto que en teoría los machos de su especie no la necesitaban) trato de incorporarse rápidamente en el lugar donde ahora se hallaba, ya que no estaba solo. En ese espacio junto a él se encontraban despiertos y otros aun inconscientes, otros seres con una apariencia similar a la de las hembras de su tierra y ahora también a la propia. Reconocía a algunas féminas como miembros de su mundo, y a otros machos por la esencia ya característica. Pero otros eran totalmente desconocidos en más de un aspecto. Aun cuando el sufría de la misma confusión que los demás fue uno de los primeros en asegurarse que nadie lastimase a otros producto de la incertidumbre.

Fue durante estas situaciones que pudo conocer el porqué de lo ocurrido, del porque los habitantes de su mundo y los de otros llegaron a aquella tierra; sin saber si agradecer dicho acontecimiento que hizo que su especie se distrajese de la guerra, o si odiar igual que otros a los humanos que los habían expulsado de su mundo por semejante tontería.  Una vez más permaneció en la neutralidad, y si bien no lo pidió, fue nuevamente electo por los dragones que con él llegaron a aquel mundo como su líder y representante entre las demás especies ahora habitantes en la academia de la luna azul. El no busca la guerra con los humanos y tampoco la paz, solo desea que estos arreglen el error que cometieron y regresen a cada ver a su mundo del cual fueron arrebatados..

   

   Extras

   Poderes

Aliento/Rayo de Fuego: Debido a su origen hibrido, es capaz de producir el poder necesario dentro de su cuerpo para poder producir fuego dentro del mismo, y poder expulsarlo cuando desee. En su forma de humano e hibrida, logra lanzar ráfagas de este elemento al igual que un rayo calcinarte comparado a un mismísimo relámpago por sus manos controlando la dirección del mismo; también logra exhalarlo por su boca.  Produce escudos con el mismo. En su forma real puede expulsarlo por sus fauces como cualquier otro dragón. En un momento que lo considere conveniente también podría encender su cuerpo sin ser calcinado y embestir a sus enemigos.

Aliento/Rayo de Hielo: Debido a su origen hibrido, es capaz de producir el poder necesario dentro de su cuerpo para poder producir un gas gélido que logra no solo enfriar sino congelar lo que llegue a tocar dependiendo de la intensidad del mismo. En su forma de humano e hibrida, logra lanzar ráfagas de este elemento al igual que un rayo congelante por sus manos controlando la dirección del mismo; también logra exhalarlo por su boca.  Produce escudos con el mismo. En su forma real puede expulsarlo por sus fauces como cualquier otro dragón.

Gas Somnífero/Letargo: Característica peculiar de este individuo es la capacidad de expulsar un vapor que causa tanto sueño como aturdimiento en quien lo respire. No es dañino pero si efectivo si inhalan el suficiente. Suele utilizarlo mucho para “calmar” los ánimos en discusiones donde actúa de anestesiólogo de la ira.  

Debilidades

Si su temperatura corporal baja demasiado dejara de poder producir fuego, además que sus movimientos se volverán más lentos y torpes. Finalmente si su temperatura continúa en descenso, caerá desmayado. Se cree que si esta en este estado por mucho tiempo sería capaz de matarle debido a que es un reptil de sangre fría.

El producir el gas gélido hace que su temperatura baje, por esto no suele usarlo demasiado ni muy seguido, solo si es necesario.

Como toda “bestia” suele dormirse lo quiera o no con la voz melodiosa de una fémina (en su mundo le llaman “Divas”).

Se preocupa más por la seguridad de otros que por la propia, provocando que sea él quien reciba la mayoría de los daños cuando intenta defender a otra persona.

Cuesta mucho de tomar cualquier tipo de decisión por pequeña que sea.

Baja la guardia con las personas pequeñas.

Se ha hecho adicto a los cigarrillos.

Se cree que La única zona vulnerable para un dragón en su armadura de escamas es el vientre.

No sabe manejar casi ningún tipo de tecnología.

Otros

-Siempre está hablando incoherencias porque le parece más entretenido.

-Suele hablar en rimas cuando da consejos. (Nadie sabe porque)

-Le gusta ser misterioso aunque no tiene nada que ocultar.

-Suele molestar a las personas de baja estatura porque le parecen tiernos.

-No lo admite pero es intimidado por mujeres violentas (Como Aria).

-Se siente incomodo estando en una habitación con alguien que tenga tijeras en la mano (teme que intenten cortar su cabello).

-No está ni a favor ni en contra de los humanos. El solo quiere regresar a su mundo con los suyos.

-Su aura es tan pacifica, o nula, que algunas aves suelen descansar sobre él cuando duerme o solo se haya inmóvil descansando.

-Sus ojos cambian de color dependiendo de la temperatura de su cuerpo.

-No se considera un buen líder.

-El mismo se ha llamado un “ser sin voz” porque desde que tiene memoria nunca se ha hecho escuchar con sus propias opiniones.

Nombre real del físico: Kamui Gakupo.

Anime/manga, Videojuego, Cómic, Novela gráfica de donde procede: Vocaloid.

"Every seven months appears blue moon".


   
   


Última edición por Kaldhur Midzhar el Vie Ago 02, 2013 7:02 pm, editado 1 vez
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ryuu el Jue Ago 01, 2013 6:18 pm
Saludos.

Tu ficha es perfecta, solo le falta la frase de las normas. Y firmarlas, si no lo has hecho.
Mensajes : 62

Puntos : 126

Fecha de inscripción : 25/04/2013

Ver perfil de usuario http://bluemoonacademy.forosactivos.com
avatar
Admin

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Ago 02, 2013 7:03 pm
Listo.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ryuu el Sáb Ago 03, 2013 10:16 pm
Ficha Aceptada
Mensajes : 62

Puntos : 126

Fecha de inscripción : 25/04/2013

Ver perfil de usuario http://bluemoonacademy.forosactivos.com
avatar
Admin

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.