Últimos temas
» Dimitri - ID
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Dimitri Smirnov

» | Registro de Grupo {Solo alumnos} |
Dom Jul 05, 2015 6:42 pm por Ryuu

»  Echo? +18 (Privado)
Lun Feb 17, 2014 2:27 pm por Lynn Zaldyck

» Time in the life: Lucas Vitti~
Sáb Dic 28, 2013 1:02 pm por Lucas Vitti

» The time in the no-life
Sáb Dic 28, 2013 12:46 pm por Tsubasa Mori

» The life a the ghost
Sáb Dic 28, 2013 12:40 pm por Tsubasa Mori

» Prueba afiliacion
Vie Nov 22, 2013 9:42 pm por Ryuu

» Cosas de que hablar [Priv. Dimitri]
Lun Sep 30, 2013 7:58 pm por Ryuu

» Ficha {Zen A.} --e d i c i ó n --
Dom Sep 01, 2013 2:25 am por Zen Aleister


Ryuu Takeda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Ryuu el Mar Jun 04, 2013 9:12 pm


Nombre:
Ryuu

Apellido:
Takeda

Sexo:
Masculino

Edad:
17 años

Orientación sexual:
Bisexual

Raza:
Humano

Grado:
Segundo

Descripción física:

Es un sujeto alto, a pesar de su edad, llegando a medir ciento ochenta y dos centímetros. También, algo ilusorio que le da el aspecto de ser más alto, es que es muy delgado, mucho más de lo que se esperaría al medir todo lo que mide, su peso es de sesenta kilogramos. Las personas suelen burlarse al decirle "palito" o "popote" por su complexión delgada, algo que Ryuu suele ignorar, porque se reconoce por su aura "tranquila".

Tiene músculos desarrollados, llegando a ser un poco más fuerte que el promedio, principalmente en los brazos debido a su entrenamiento con la espada. Casi no se notan porque les tiene ocultos tras su uniforme, en realidad el como vean los demás su físico es algo que a Ryuu poco le interesa. Tiene un equilibrio perfecto entre fuerza y velocidad, esto se debe a su entrenamiento con la katana, la cual requiere de la equitatividad entre ambos factores.

Sus cabellos son largos y delicados, son suaves y agradables al tacto; de un elegante color azabache, que a la luz podría adquirir un tono azulado. A Ryuu no le agrada que le esten tocando el cabello, según él, es molesto. Recogido en una coleta alta, con mechones enmarcando su masculino y fino rostro con una expresión neutra, en general seria, con poca tendencia a sonreír. Su tez bastante blanca, casi pálida y su piel es tan tersa que más de uno se ha detenido a tocarle. Los rasgos de su rostro sn bien definidos y proporcionados. Sus ojos son de un poco común y atrayente color plomo que destaca más porque a la luz se ven de un suave color gris azulado, que recuerdan de forma ligera a los de un felino en cuanto a inteligencia y serenidad, siempre se clavan en los ajenos, manteniendo la firmeza en esa mirada intensa y segura. Transmiten la certeza de ser capaz de lograrlo todo y mantener una calma infinita.

Una de las cosas que pueden resultar extrañas en Ryuu es que siempre usa guantes negros, no importa lo que este haciendo, siempre se le verá con ellos. Hay dos cosas que nunca se verán en él, la primera es sus manos desnudas y la segunda, su cabello suelto.  Lleva siempre una espada a su cadera, aunque sea contra las ereglas, pero la mayoría de los estudiantes "normales" no pueden verla, porque esta protegida por el hechizo de Dorian.

Siempre se le va a ver portando el uniforme de la forma correcta, incluso en días sin clases. Es poco normal que se le vea con ropa informal, algo que sus amigos no suelen creer cuando hace. Si en algún momento deja de vestir ropa formal o el uniforme escolar, los colores predominantes en su vestimenta son negro, blanco y gris.

Spoiler:


Descripción psicológica:
Ryuu es alguien que aparenta ser misterioso y silencioso, alguien que casi nunca alza la voz y que tiende a hablar como si guardara el secreto más importante de su vida. Por su naturaleza silenciosa, tiende a caminar con pasos largos pero delicados que no hacen ningún sonido o el más mínimo, por ello sus compañeros le apodaron “shadow”, aunque suele molestarse cuando le llaman de esa forma.

Su nombre, el cual significa dragón en su lengua natal, le queda a la perfección, pues es una persona educada, seria, extremadamente disciplinada y voluntarioso, su existencia da giros alrededor de su misión. Tiene un pequeño defecto, pese a que actúa como alguien serio y anticuado, no lo es. Es una persona que tiene pequeños arranques de hiperactividad y le da por hacer bromas, pequeñas e imprescindibles bromas que no todas las personas que le rodean comprenden. Son tan poca cosa que no se puede llamar “broma”, pero tampoco es bueno que se lo digan, podría no hablarte por un tiempo.

Piensa que el bien y el mal son subjetivos y que dependen del punto de vista de la persona, pero tiene muy buena intuición y sabe en quien confiar y en quien no. Suele creer más en las personas que le cuentan su propósito que solamente dejarse llevar por los que están “de su lado”.

No es de quienes se caractericen por hablar o sonreír demasiado y prefiere mantenerse un poco al margen de lo que se refiera a emociones. No obstante, esto no quiere decir que en realidad no sienta nada, es solo que… Prefiere no exteriorizarlo, por decirlo de algún modo. Otra cosa muy sobresaliente en él, es su perseverancia. Se puede decir que en cuanto se ha fijado una meta, no descansará hasta lograrlo. Suele guiarse por una firme convicción: A un hombre no ha de juzgársele por su apariencia ni palabras. Son sus acciones lo que más importa. Suele pensar demasiado antes de hacer algo, estar seguro antes de decir "si" a algo.

Aún a pesar de lo ya mencionado, hay ocasiones en las que su actitud usual se ve un poco contrariada, puesto que puede llegar a ser bastante crédulo y de corazón blando. Especialmente cuando esta rodeado por Dorian o Dimitri, que son en los que más confía de sus amigos, es más difícil que le crea a Gisselle o Hans, pero se da varias veces el caso.

Demuestra tener gran destreza en la cocina. Se podría decir que aquello es algo que le gusta mucho. Alguien meticuloso, no permite que ninguna clase de error se le escape de esa manera puede evitar equivocarse tal vez eso ha provocado que sea un obsesionado a los detalles en lo mas mínimo que sea; esto se debe a aquello que sucedió hace dos años. Puede decirse que es alguien directo y cuando tiene algo que decir no se lo guarda, pero muchas veces llega a hacerlo por el hecho de no querer dañar a alguien o causar muchos problemas.

Otro pequeño detalle que no se escapa a la simple vista es su timidez, al ser un chico tan correcto y estructurado temas como la desnudez o sexualidad e incluso temas amorosos le causan cierto bochorno e incomodidad no sabiendo actuar frente a estos. Se ríe poco y con un sonido extraño, algo que solo las personas muy cercanas a él escuchan.

En el entorno familiar, se divide en dos cosas, Ryuu es muy cariñoso y posesivo con su hermano mayor y siempre esta peleando con Natsume al respecto; de hecho, Yuuto es el motivo por el cual Ryuu se dejo crecer el cabello, este se convirtió en su ejemplo a seguir. Mientras tanto, con su hermana es un caso diferente, casi parece que se mataran si están juntos.


Historia:
Tercer hijo de una de las últimos clanes de samurai. Desde su nacimiento, cabe destacar que Ryuu nunca ha sido normal. Siempre ha destacado por habilidades que le hacen distinto al resto y es que ese chico es completamente fuera de lo común. Ryuu tiene un hermano y una hermana, Yuuto y Natsume, correspondientemente. Yuuto es mayor que él por diez años y Natsume por seis, pese a ello, se nota el cariño que sus hermanos sienten por él, sin dudarlo Ryuu ha nacido en un hogar donde le quieren y le aprecian. Yuuto incluso en el futuro, le dirá a Ryuu que es muy lindo y que sus expresiones tienen tanta ternura que es extraño que nadie se haya dado cuenta, aunque en el fondo agradecerá ser el único que puede ver esa faceta de aquel de ojos grisáceos..

Su familia durante años había estado en guerra con otros samurai, especialmente por territorio, aunque la familia Takeda no reaccionó al principio, paso poco tiempo para que liderados por Sakura –la madre de los niños.—fueran liderados al campo de batalla. Al principio se dudo que Ryuu les acompañara, porque el crío solamente tenía tres años en ese momento, no tenía conocimientos básicos y solo sería un estorbo. Pero en el momento en que la casa familiar fue atacada, se supo que ningún Takeda estaría a salvo si no continuaba entre los suyos, así que pese a los intentos desesperados de su madre por dejarle fuera, se vieron en una desventaja. Llevar a un niño pequeño a la guerra es un costo muy caro.

Fue durante la última batalla que sucedió algo que Ryuu jamás podrá perdonarse. Hay ocasiones incluso en las que se levanta en la actualidad sudando a chorros y no puede dormir de nuevo a causa de lo que sucedió, pese a eso Ryuu nunca hablara de su pasado. Un hombre del clan contrario intento aprovecharse de su presencia en el campo y su madre le salvo, usando su vida para protegerle. Cabe destacar que su madre había sido herida con anterioridad, había perdido demasiada sangre y sabía que no iba a vivir para contarlo. Ryuu hubiera preferido morir, hubiera elegido no desfragmentar a su familia… Hubiera querido no ser odiado. Se quedo en shock, de pie, observando como la sangre de su madre corría por aquella herida mortal y sus “habilidades” que le hacían diferentes salieron disparadas. Fue en ese corto lapso de tiempo, que para el chico fue una eternidad, que lloró. Estuvo cerca de su madre ensuciando su cuerpo con su sangre y sacó todo el dolor dentro de su corazón, pese a que la herida en su alma seguía fresca y quizás nunca se sentiría mejor.

Debe haber sido una oleada de buena suerte que Yuuto le encontrara antes que cualquier otro, debe haber sido bueno que este le apartara a un sitio más seguro mientras sus hermanos terminaban con la vida de las otras personas… Yuuto no quería perturbar la muerte de su hermano, que pese a los minutos pasados parecía haber derramado todo su arsenal de lágrimas. Era imposible no amar a su madre y todos le amaban. No podía dejar que le hicieran daño a Ryuu si sabían que la causa de muerte fue él. Si bien, no tuvo la culpa al no empuñar el arma, no estarían satisfechos con el baño de sangre.

Mientras ocurría el hecho conocido por los Takeda y otros miembros de esa zona como “la primavera sangrante”, Ryuu continuaba de pie, mirando fijamente la nada, llorando de forma lenta y pausada para el resto, sus manos estaban llenas de sangre e intentaba tranquilizarse. Cuando finalmente acabo, la primera persona en encontrarle fue Natsume, seguramente alertada por su hermano mayor sobre la presencia del menor. No sabía si ella sabía que había sido el causante de la muerte de su madre, pero no dudo en lanzarse a sus brazos y romper en llanto en un sitio que él consideraba seguro. Como si le importara ensuciarse de sangre ajena, cuando lo único que quería era sentirse perdonado… Por ello le dijo, le confeso su pecado.

La reacción fue algo que el chico no espero, al menos no de su hermana. Le aparto de un empujón y se quedo observándole, pensando en si debía o no matarle. Por suerte, cuando la espada fue desenvainada al aire, Yuuto apareció, desarmando a su hermana menor y viéndole con incredulidad mientras revisaba si su hermano no estaba herido. Ryuu estaba demasiado ido como para comprender aquella discusión.

-¡Es el asesino de mamá! Tiene que pagar por su crimen, Yuu-chan… -La voz de su hermana sonaba dolorosa e insoportable para Ryuu, el cual se esforzaba para continuar de pie, pese a que las piernas le temblaban como si fueran de gelatina.

-¡No hagas que el sacrificio de mamá sea en vano, Natsume! –Fue el grito que logró traer la seriedad y la lógica a la mente de su inteligente hermana. No iba a permitir que se derramara más sangre, mucho menos de la persona que más quería.

Y el niño solamente podía verles con distancia, con miedo y con un dolor muy palpable en su mirada. Pese a que se esforzaba a ocultarlo, lastima que mentir nunca será el fuerte de Ryuu, si lo hubiera sido, quizás Yuuto no habría tenido que mudarse de casa. Hubiera sido mejor que le dejaran en un orfanato, así no habría causado tantos problemas en el futuro, es algo que Ryuu en unos años se repetirá tantas veces que incluso podría parecer su mantra.

Tras el funeral de su madre y hablar con su padre sobre lo sucedido, Yuuto decidió que iría a vivir con su hermanito al centro de Japón, a un lugar lejos del odio que se había implantado al último hijo. Le ofreció a Natsume acompañarlos, pero ella le rechazó diciendo que si tenía la oportunidad de quitarle la vida a Ryuu, no la desaprovecharía.

No recuerda mucho de esos días, pero siente como si hubieran sido extraídos de su mente esos últimos recuerdos de su madre. Después de esa última vez con Natsume y su padre, fue como si toda la vida hubiera estado solo con su hermano mayor. No sabía mucho del castigo que sufriría su hermana y a sabiendas de que esta le odiaba, dudaba en preguntar a Yuuto sobre ella. No quería incomodarle de ninguna forma, sentía que no tenía derecho a nada que tuviera que ver con ella y se hizo a un lado.

Su hermano mayor le enseño el arte familiar, Ryuu nunca lo olvidará, fue su momento favorito, su mejor recuerdo. Su madre había prometido enseñarle cuando terminara por ello sentía que no era digno, pero su hermano le dijo que era lo mejor que la próxima vez podría proteger a las personas que quería y que nadie volvería a llorar. Ese verano fue el mejor momento de su vida, aprendiendo a atacar, lanzando estocadas y escuchando las anécdotas de su hermano; habría sido mejor de estar su hermana mayor entre ellos, pero incluso Ryuu sabía que era mucho pedir.

Siempre fue un niño demasiado inteligente, ganaba tantos premios que las personas estaban seguras de que ese niño haría grandes cosas y no estaban equivocados, al joven le hubiera gustado que lo estuvieran. Lo cierto es que siempre fue aplicado, pese a que nunca intento ser el mejor, siempre terminaba siéndolo, era un poco molesto. Pero con el tiempo se dio cuenta de que solo buscaba la aprobación de su hermana mayor, la cual siempre había destacado en ciencias, igual que él.

Cuando tenía diez años, su vida dio un giro inesperado puesto que tenía que ir con su hermano a Austria porque este estaba cursando una carrera de arte y obtuvo un intercambio a la academia de Bellas Artes de Viena y no pudo simplemente rechazar la invitación. No pudo dejar a su hermano en otro sitio, por lo que tuvo que llevarlo consigo. Decir que no fue la mejor oportunidad de su vida, de la vida de Ryuu, sería decir una mentira.

Uno de los primeros días en los que estuvo ahí, nevó. Salió a jugar con la nieve, aunque suene imposible puesto que en Japón nieva, él jamás había tenido la fortuna de ver los pequeños copos caer, así que salió. Nunca se arrepentirá de esa decisión, de salir a jugar. Porque conoció a sus mejores amigos de toda la vida. Dimitri, un chico que estaba ahí por el trabajo de su padre, ¿quién diría que ese chico se convertiría en su mejor amigo? Dorian, un pequeño chico de ocho años que se veía un poco resfriado y por el cual sintió un cariño inmediato. Hans, un chico que definitivamente tenía un problema en la cabeza, y Gisselle, simplemente no había mucho que comentar de ella.

Volvieron a Japón al finalizar ese año. Ryuu se entero de los problemas que existían entre su hermana mayor y su progenitor y se mostró demasiado preocupado ante el caso, pensaba que su padre nunca encontraría la necesidad de lastimar a su hermana y por lo visto se encontraba equivocado. Los maltratos que sufría constantemente su hermana causados por su padre eran principalmente por golpes causados en estado de ebriedad y por abusos físicos de los cuales Ryuu nunca termino de enterarse.

Cinco años fueron los que Natsume tardo en librarse de sus padres, cinco años que para Ryuu fueron como la cuerda floja. Cinco años en los que su carácter se volvió más frívolo, cinco años en los que solamente encontró consuelo en las cartas de sus amigos. Tras aquellos cinco años, volvió a Austria. Acababa de terminar la escuela media y su hermano le regalo el viaje como agradecimiento por su esfuerzo. Ryuu aun no sabe si arrepentirse de no escuchar a Dimitri, aun no sabe perdonarse por lo que causaron.

En cuanto se encontraron, en aquel pueblo, lo primero que llego a su mente fue comentarle a Dorian sobre lo grande que estaba ahora y conversar sobre lo de su hermana con Dimitri, él cual se había convertido en su consejero en poco tiempo. No debió haber seguido las ideas estúpidas de Hans y ser ingenuo como Gisselle, debió haber permanecido firme, Ryuu no podrá perdonarse el sufrimiento que le causo a Dorian y Dimitri.

El año que habían pasado juntos hace cinco años, fue el año en el que descubrieron entre ellos sus diferentes habilidades que les hacían anormales, se sorprendieron de haber estado juntos, de haberse conocido. Si Ryuu creyera en algo tan ambiguo como el destino, es posible que le tuviera en sus creencias cuando pensaba en ese recuerdo tan específico.

Son cinco. Dimitri, el mayor de todos, puede hacer reales sus ilusiones, todo lo que se imagine; Gisselle con el poder de controlar las dimensiones modificándolas si lo desea, Hans puede controlar la telequinesia, Dorian es telépata y uno de los más fuertes; mientras tanto Ryuu, podía modificar la sensación de tiempo. Cometieron un error, uno que originó la luna azul que cada cierto tiempo se veía en el pueblo.

Se reunieron en la mansión Fritz, de la familia del más pequeño. Hans tuvo la brillante idea de abrir vórtices dimensionales, aunque Dimitri les advirtió –debido a sus conocimientos en ciencias.- que no debían jugar con algo que no podrían controlar. Ryuu no debió ignorarle. No debió dejarse llevar por sus emociones.

Hans había encerrado el primer vórtice en una burbuja y el juego se volvió más intenso. Había, después de mucho tiempo “jugando”, doce pequeños vórtices abiertos; Dimitri se había llevado a Dorian dentro de la mansión, donde estaba su hermana mayor que casualmente era prometida de Hans “cuidándoles”. Las burbujas se unieron creando una más grande y los vórtices curiosamente también se juntaron, tras una serie de chispas y una descontrolada burbuja, Dorian salió de la mansión, seguido por Dimitri y su hermana. Era la primera vez que el menor controlaba su habilidad de esa forma. La burbuja quedo impactada sobre la luna, lo que hizo que se convirtiera en el portal.

Esta tomo un color azul fuerte y tanto Gisselle como Ryuu cayeron al suelo. Les dolía todo el cuerpo, en especial la cabeza. Los criados de la mansión, junto a la hermana de Dorian, salieron y fueron absorbidos en dirección a la luna, a cambio seres de diversas especies que jamás habían visto, cayeron frente a ellos. No paso mucho tiempo para que supieran que el proceso se repetía cada siete meses. Absorbía humanos y les dejaba una variedad de diferentes razas… Sin contar que después de ello, Gisselle y Ryuu tardaron tres meses en retomar actividades serias. No sabían que hacer, por suerte, Dimitri siempre tenía un plan.

Ryuu se sentía mal, más que nada por Dorian, porque este había perdido a su hermana, paso mucho tiempo antes de que el chico volviera a sonreír y le destrozaba, porque le quería como quien quiere a un hermano menor.

Tuvieron muchos problemas en convencer a los visitantes de otras dimensiones de quedarse en la mansión. Ellos eligieron líderes o más bien representantes, porque necesitaban orden. Dimitri tenía la idea de edificar una mansión y haciendo uso de los poderes de Dorian para proteger a quienes estudiaban ahí. Dorian tiene el poder de entrar en la mente de las personas y hacerles creer lo que crea correcto. Les hizo pensar a todos que la academia había estado ahí desde hace siglos, eliminando la información sobre que los Fritz tuvieran una mansión en la punta de la montaña. Todo para protegerles. Nadie había creído, salvo Dimitri, que fuera capaz porque solo tenía trece años.

Tomo un año que todo estuviera listo, un año después del accidente de la luna azul. Ese segundo año que siguió, fue para fue para cubrir los detalles que nos faltaban. Como porque la luna es azul, al parecer a Dorian se le ocurrió que fuera un esperado suceso astrológico que sucedía cada siete meses en el pueblo. Aunque la luna no era azul en otras partes, es solamente porque el portal se posiciona sobre la luna, lo que hace que la luna se vea de ese color.

Consiguieron profesores que no sabían que sucedía cuando por las noches volvían a sus departamentos. Dorian había hecho un trabajo excelente. Ryuu no podía odiar a Hans pese a que Gisselle le culpaba por lo sucedido. Quedan muchos huecos por sellar. Por ejemplo, ¿por qué si la academia estuvo ahí desde hace tiempo no hay estudiantes de cursos superiores? Si los hay. Dimitri es de segundo grado. Exceptuando a nuestros visitantes, hay algunos que son menores y están vagando hasta cumplir la edad adecuada, lo sorprendente es que crecen más rápido que ellos.

La academia abrió sus puertas ese año.

Ryuu tomo el puesto de presidente del consejo estudiantil, siendo el principal responsable de todo. Dimitri prefirió vivir en las sombras y Dorian rechazó el puesto de forma gentil.


Gustos:
+La libertad.
+El kendo.
+La ceremonia del té japonesa
+La cocina.
+La lealtad.
+El orden.
+La sinceridad.
+Es un amante de las ensaladas y toda cosa que sea ácida o salada.
+Amante de los animales y tiene un cierto amor por los canes, en especial los lobos. No se lo dice a nadie, pero espera tener uno algún día.
+Debido a que algo para pasar el aburrimiento era leer hoy en día es un amante de la lectura.
+Las bromas.
+Que sus amigos sonrían.


Disgustos:
-Los ruidos estridentes.
-Las personas con un tono de voz agudo y chillón.
-Las mujeres.
-Los olores fuertes.
-Equivocarse al usar sus poderes.
-Que intenten engañarlo.
-Que hablen mal de su hermano.
-Las mentiras, la injusticia y que dañen a cualquier persona que no se lo merece.


Poderes o habilidades:
Posee un domino penoso del espacio-tiempo. Esto quiere decir que puede pararlo, acelerarlo o distorsionarlo, pero con un coste bastante alto para él, ya que no es un experto aún. También puede crear portales a otros planos.
+Sentido Temporal+
Puede percibir las contracciones y dilataciones en el tiempo. Además, puede percibir el uso de otros poderes que alteren el flujo del tiempo. Tiene también un reloj interior que sigue perfectamente el curso del tiempo. Esto es particularmente útil con los poderes más elevados de este tipo, pues da la capacidad de saber qué es capaz de hacer con sus poderes, durante cuánto tiempo durarán los efectos, etc.

+Objeto Helado+
Puede parar el tiempo para un objeto inanimado durante un período determinado de tiempo. Como por ejemplo lanzar un cuchillo y parar el tiempo en él, para dejar que luego continúe su trayectoria. Este poder puede usarse en balas y otros proyectiles, pero no en objetos que estén en contacto con seres vivos. Además, los objetos no pierden energía mientras el tiempo está detenido, haciendo que cualquiera que toque una bala congelada en el aire se queme la mano, y el proyectil tendrá la misma velocidad cuando re-entre en el tiempo.

+Tiempo congelado+
Puede hacer que el tiempo se mueva mas lento para su cuerpo o mejor dicho, hacer que su cuerpo se mueva más rápido que el resto así que por eso ve que los demás están como congelados. Siempre y cuando otra persona este tocándole, también se verá afectado por sus poderes.


Debilidades:
+No puede utilizar sus poderes con mucha facilidad debido al hecho de que sus poderes están conectados a la luna azul y le drena mucha energía, por lo que sus poderes no funcionan mejor que los Gisselle.
+Cuando utiliza demasiado sus poderes, pese a la luna azul, suele enfermarse demasiado rápido y seguido y es difícil que se recupere enseguida, se queda días en la cama.
+Hay veces en las que sus ataques se revierten contra él.


Anexos:
+Siempre lleva su espada consigo.
+Su mejor amigo es Dimitri.
+Siente que tiene que proteger a Dorian, especialmente de Hans.
+Siempre se le ve discutiendo con Gisselle.
+Suele esconder sus emociones.
+Es un bromista, pero casi nadie lo sabe.
+Le encanta cocinar.


Nombre real del físico:
Kuroh Yatogami

Anime/manga, Videojuego, Cómic, Novela gráfica de donde procede:
K Project

"Every seven months appears blue moon"
Mensajes : 62

Puntos : 126

Fecha de inscripción : 25/04/2013

Ver perfil de usuario http://bluemoonacademy.forosactivos.com
avatar
Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.