Últimos temas
» Dimitri - ID
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Dimitri Smirnov

» | Registro de Grupo {Solo alumnos} |
Dom Jul 05, 2015 6:42 pm por Ryuu

»  Echo? +18 (Privado)
Lun Feb 17, 2014 2:27 pm por Lynn Zaldyck

» Time in the life: Lucas Vitti~
Sáb Dic 28, 2013 1:02 pm por Lucas Vitti

» The time in the no-life
Sáb Dic 28, 2013 12:46 pm por Tsubasa Mori

» The life a the ghost
Sáb Dic 28, 2013 12:40 pm por Tsubasa Mori

» Prueba afiliacion
Vie Nov 22, 2013 9:42 pm por Ryuu

» Cosas de que hablar [Priv. Dimitri]
Lun Sep 30, 2013 7:58 pm por Ryuu

» Ficha {Zen A.} --e d i c i ó n --
Dom Sep 01, 2013 2:25 am por Zen Aleister


Tsubasa Mori

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Tsubasa Mori el Jue Jun 20, 2013 2:51 am


   Nombre:
Tsubasa
   Apellido:
Mori
   Sexo:
Masculino
   Edad:
20 años
   Orientación sexual:
Heterosexual
   Raza:
Alma
   Empleo:
Guardia

Dormitorio:
Verde

   Descripción física:
Tsubasa es un joven alto, sin destacar por ello, alcanza los ciento ochenta y siete centímetros; pesando sesenta y tres kilogramos. Es alto y delgado y pes a eso, no son capaces de notarlo en lo más mínimo, debido a su raza y falta de presencia.

Tiene una cara fina, piel tersa como la seda y blanca como la nieve. Sus ojos son rasgados de un suave color verde que podría confundirse con el azul y en ocasiones tener un toque de ambarino, una extraña combinación, según le han dicho. Su mirada es seria, penetrante, pero amable, siempre pendiente del resto y observadora, se da cuenta de muchas cosas, de las cuales nunca habla.

Su cabello es corto, de un suave color platinado con luces azuladas, es suave y manejable. El corte que lleva le cubre un poco la frente, pero no demasiado, permitiendo que se vean sus ojos de extraño color. Siempre tiene una amable sonrisa pintada en los labios, los cuales casi nunca deja ver.

Siempre lleva puesta una máscara de festival para ocultar su rostro, aunque en dadas ocasiones se la quita. No suele vestir de manera formal, pero siempre que tiene la oportunidad usa sandalias, porque piensa que los zapatos es una forma de encarcelar los pies. Muestra una pequeña repulsión hacia eso, seguramente debido a su pasado.

   
Spoiler:

   Descripción psicológica:
Es un chico que a primera vista puede parecer algo débil e incluso inseguro tanto por su apariencia como por su forma de actuar a veces, pero no puede evitar odiar que lo subestimen o lo tachen de cobarde. No soporta ser "una carga" y no dudará en demostrar que se equivocan al tener ideas preconcebidas sobre él. Es pacífico y no suele buscar pelea. Independientemente de si conoce o no a la persona con antelación, él será amable con ella sin pensarlo dos veces, sobre todo con las chicas.

Es un bromista, soñador, distraído, abierto y, en resumen, de todo menos serio.

Tsubasa es alguien que siempre tiene un minuto para los demás, nunca ignora a alguien que busca unas palabras suyas. Una cosa que nunca ha negado ni nadie niega es que es una persona muy leal hacia sus amigos, y es de los que prefiere tener pocos y leales a cientos que le claven un puñal en la espalda a las primeras de cambio.

Es ingenuo, puesto que casi siempre le puedes engañar fácilmente. Difícilmente se encariña con alguien pero cuando lo hace sacrificara todo por aquel a quien quiere sin cuestionar nada llegando a ser su perro fiel. Es bastante torpe, siempre le están saliendo las cosas mal o choca contra lo que hay a su alrededor. Aunque parezca alguien torpe, ingenuo o tonto si se lo propone puede llegar a ser muy frío y calculador, incluso inteligente y las cosas le salen a la perfección, pero rara vez se le ve tomando dicha actitud.

Tsu es un misterio la mayoría del tiempo, pues por su poca presencia en los lugares es raro que alguien le preste atención. Cuando eso sucede, podría decirse que se le ilumina el mundo a ese chico. Siempre esta rondando alrededor de las personas, observando. Es un observador, no un acosador, suele darse cuenta de detalles de los cuales nadie más se percata. Es calmado, tranquilo, pero si alguien se mete con las personas que aprecia puede terminar en desastres.

En el amor e algo torpe y suele ponerse demasiado nervioso e incluso parecer tierno cerca de quien le gusta, con personas cercanas puede mostrarse pequeño, infantil y cariñoso. Se muestra reacio e incluso tímido cuando debe conocer nuevas personas, por costumbre suele corregir los defectos y fallas gramáticas en la forma de hablar o escribir de los demás. No capta las indirectas referente a si mismo. En ocasiones no entiende porque los demás se sienten tristes o adoloridos y suele ser empático en esas situaciones. Suele sonrojarse por cualquier situación incómoda o cuando llega a captar alguna indirecta hacia él.


   Historia:
La historia tiene que venir desde el inicio, con el “Como se conocieron tus padres.”

Es una historia corta, ya que habían sido comprometidos desde su nacimiento, solo que se suponía se conocerían a los 21 años. Entonces, un año antes, al cumplir veinte años, los dos deciden hacer un viaje a Europa. Conocen a la chica/chico, respectivamente, más interesante, especial y única de sus vidas. Siendo estos a quienes conocerían el próximo año, ninguno de los dos ha mencionado nada sobre su compromiso con los desconocidos, pero tienen un verano de locos, un año mágico, lleno de amor y promesas vacías que ambos saben nunca podrán cumplir.

Cuando llego el día de conocer a la persona con quien debían casarse, ambos aburridos arreglados en una sala separada, esperando el momento en que les llamaran al salón principal, a conocer a quien estaría con ellos por siempre y que no era la persona de la que se habían enamorado en la ciudad del amor.

¿Cuál no fue su sorpresa, cuando la persona a la que estaban “destinados” era quien conocieron en aquella ciudad? Si. Un tremendo romántico beso de reencuentro, de anhelo… De amor. Justo como si fuera una historia de amor.

Tres años después, en Japón, nació Tsubasa. Sus llantos no inundaron el sitio, por lo que su madre estuvo muy preocupada de que algo le sucediera y tuvo un ataque de histeria, tuvieron que sedarle mientras llevaban al pequeño a observación. Tras unos minutos, finalmente comenzó a llorar, desvaneciendo la tensión dentro de la habitación. Lo curioso era que su cabello era blanquecino y sus pestañas también, atrayendo la atención de los doctores tras el momento de tensión.

Finalmente, el pequeño Tsubasa llego a su casa, era grande, enorme, demasiado para un pequeño bebé y sus primerizos padres, pero eso no era importante en ese momento, solo vivir su vida, sus primeros años.

Nunca le falto nada. Siempre tuvo que comer, que ver y quien le cuidara. Pero verdadero amor, como el que sus padres profesaban entre ellos o al dinero, no. Nunca lo tuvo. Pero, su niñera lo amaba. Le daba tanto amor que Tsubasa incluso parecía olvidar que sus padres eran quienes le habían traído al mundo.

No todo puede ser color de rosa, por lo que cuando el pequeño Tsubasa cumplió siete años, desapareció de la mansión donde vivía, sin dejar rastro. Su niñera no sabía nada al respecto, siendo en realidad quien le había secuestrado, lloraba y lloraba por el niño perdido y los padres se encontraban preocupados por el hecho de que nunca le dieron el amor necesario a su hijo y porque seguro estaba pensando en que no se sentiría triste y solitario.

Pero no era así. Para Tsubasa aquello era como uno de esos paseos por el parque con su persona favorita, claro, hasta el momento en que llego a manos de los verdaderos secuestradores.

Si existe una época que Tsubasa querría olvidar completamente, es esa. Como las manos le tocaban partes intimas de su cuerpo, como las cuerdas en sus brazos le hacían daño, cada vez que apretaban los grilletes en sus tobillos… Todo era tan doloroso de recordar.

Había perdido el sentido del tiempo, ya no estaba seguro de si llevaba un mes, dos meses o tres minutos. Sentía un fresco rozándole la mejilla cuando le bañaban y se había acostumbrado a aquel par de manos acariciándole en el acto. Los días buenos, eran cuando Mary, su niñera iba a verle. Le llevaba sus bocadillos favoritos, lloraba y le prometía que pronto volvería a su casa.

Las heridas en los tobillos le dolían demasiado. Sangraban casi todos los días y no siempre le limpiaban, ocasionando que el olor fuera espeluznante y nauseabundo, causando que los vómitos fueran algo casi diario en la vida del secuestrado.

Un año después, fue exigido un rescate y tras el pago, los secuestradores escaparon, incluida la niñera. Fue así que Tsubasa, vio la luz nuevamente. Pero, nada volvió a ser como antes, especialmente porque ya no era igual, Tsubasa antes era un niño cariñoso y curioso, ahora no se acercaba a nadie, observaba a todos, pero era desconfiado y frío. Sus padres intentaron con todo, pero nada había logrado que volviera su antigua personalidad, su hijo ya no estaba.

Tsubasa era demasiado frío, tanto con sus padres como con cualquiera que intentara relacionarse con él; desconfiado, arrogante, grosero. Y tenía intensas pesadillas al caer la noche. Le dolían los pies y las marcas de su pasado parecían imposibles de borrar, sin embargo, eso no importo.

Sus padres poco a poco se fueron olvidando de su hijo, pagaron su seguro de vida, por si se repetía nuevamente el secuestro amargo de su pasado. Tsubasa se había convertido en un adolescente incomprendido, si bien era un genio, no era a quien comprendieran del todo. Era tímido y rebelde, haciendo lo que quisiera y gastando cuanto quisiera.

Hubo un punto en que sus padres se hartaron, de sus travesuras, de los gastos desmesurados, de su personalidad. Hubo un punto donde incluso su fortuna peligraba y con ello su lujosa vida y su nivel social, ellos no iban a renunciar a aquello fácilmente. Hacia tantas cosas que ya parecía hacerlas porque si, sin pensarlo, porque eso le quitaría dinero a sus padres.

Fue cuando Tsubasa tenía veinte años, que decidió hacer un viaje en avión hacia Europa, pensaba que yendo al sitio donde su padre y su madre se conocieron podría encontrar paz en su interior.

Sus padres habían contratado a un par de sicarios para que trajeran la muerte del joven de una forma nada llamativa. Lo cierto es que era imposible sospechar de alguien, porque el joven era todo un caso, impulsivo, violento, rebelde, sin vida, un completo peligro, sin amigos… No había nadie que sospechara que su muerte fuera o no algo provocado, sus padres se aseguraron de que pareciera un descuido y lloraron durante días por la muerte de su hijo.

Nadie echo en falta al pequeño Tsubasa, el heredero de su familia. Pasaron meses, años, incluso, antes de que Tsubasa abriera los ojos de nuevo. Sabía que no estaba vivo, más sin embargo continuaba en el mundo de los vivos, no entendía. En su vida había leído cosas sobre los fantasmas, pero nunca había conseguido información exacta. Había fantasmas que permanecían a diferencia frecuencia de los humanos y aun así podían verles. Decidió ir a ver a sus padres.

No sabía cuanto había pasado desde su muerte, de la cual no recordaba nada, pero ver a sus padres tan felices, con otro bebé en camino y bailando en dinero… No le hizo sentir muy bien. ¿Tan rápido le habían olvidado? Cierto que no fue un buen hijo, que era horrible y malo, pero… Él siempre les tuvo afecto, pese a que ellos no mostraron importancia por su situación.

Tsubasa estaba triste, deshecho y tardo mucho tiempo en averiguar como funcionaban sus nuevos poderes, sus habilidades. Descubrió que podía viajar entre diferentes dimensiones y en uno de sus viajes, conoció a Aria Vehuel, una chica que en su dimensión es un ángel. No tuvo que preguntarle si realmente lo era, porque Tsubasa se dio cuenta desde el momento en que le vio. Sabía que los ángeles existían, pero sabía que aquel mundo no era la Tierra, no era a donde pertenecía.

Cuando conoció a Aria, él era aun un joven problemático, violento y demasiado frío, con el fantasma de su pasado torturándole de forma intensa. Pero ella, ella consigue cambiarlo, cambiar esas cosas que le lastiman. Se enamora de ella.

Se decide a emprender un viaje por la Tierra, para presentarle su perdón a una familia que ya no puede verle. Se da cuenta de que sus padres intentan con más empeño darle todo a su hermano menor y Tsubasa piensa que él también le daría todo y que lo ama, pese a no conocerlo. Descubre también que sus padres tienen un pequeño espacio dedicado a él y sonríe porque le recuerdan. Sabe que no fueron los mejores padres, pero están mejorando, vuelve a Vehuel con una mente más clara, con una nueva esencia.

Cuando descubre lo sucedido en Vehuel, el asunto de la luna azul, viaja entre las diferentes dimensiones, con el pensamiento de que Aria no pudo desaparecer de la nada; finalmente encuentra datos con otros fantasmas sobre una luna azul, algo que se vio en Austria.

Cuando finalmente llega al pueblo donde todo sucedió y se encuentra a Aria. Se desesperanzo cuando no le encontró con miedo, pero se sintió feliz de que encontrara bien. Siempre quiso ser útil para ella, por lo que se quedaba cada cierto tiempo en el pueblo antes de visitar a su familia. Finalmente, decidió que quería estar pendiente de Aria.

Cuando vuelve a Austria, están fundando la academia Blue Moon, un nombre poco original, debido a que todo se origino con esa luna. Tsubasa no tenía nada en contra, salvo que todos estaban decididos a que Aria pasara tiempo extra con Belial, al ser quien le controlaba mejor, siempre mostró su molestia hacia el asunto.

Tras mucho pensarlo, decidió que no podía estar estudiando ahí. Y pidió un sitio como guardia. Pese a que Tsubasa no llego con la luna azul, pero los humanos no tenían porque saberlo.

Comenzó a trabajar como guardia, en el segundo año en que la academia abrió inscripciones.

Espera proteger a Aria o encontrar la forma de devolverla a su dimensión. Misteriosamente, debido a el campo electromágnetico de la luna azul, Tsubasa puede tocar a los humanos dentro de los límites de la academia.


   Gustos:
- El invierno.
- Comer helado.
- Las sonrisas de Aria.
- Los sueños que tiene.
- Los atardeceres.
- Las auroras boreales.
- Estar solo(1).


   Disgustos:
- Cualquiera que moleste a Aria.
- La comida picante.
- El calor.
- No saber que hacer con su vida.
- Las indecisiones.
- Las personas que abusan de los débiles.
- El silencio.
- Estar solo.
- La contradicción -aunque él mismo se contradice mucho.-
- No encontrar a quien esta buscando.
- Conocer nuevas personas.
- No tener voz para cantar.
- No saber expresar sus emociones mediante ningún arte.
- Sentir celos.


   Poderes o habilidades:
Invisibilidad: La capacidad para volverse a si mismo y otras personas u objetos invisibles. Cuando se hace invisible no puede ser visto por ojos ajenos o scanners de movimiento.
Intangibilidad: La habilidad para atravesar objetos o paredes. El usuario puede moverse a través de los objetos en su camino e ignorar las leyes de la física. La forma exacta como se hace esto nunca se explica.
Vuelo: La capacidad de desafiar la gravedad y moverse en el aire a grandes velocidades y alturas.


   Debilidades:
Invisibilidad: No puede estar invisible por más de diez minutos. Requiere de gran concentración permanecer de esa forma, si se distrae vuelve a ser visible.
Intangibilidad: Debe contener la respiración al traspasar algo. Consume mucha energía. NO puede traspasar las paredes de la academia al ser parte de la ilusión de Dimitri.
Vuelo: Puede caer si rebasa los límites. Al ser novato, no tiene control de esta habilidad por lo que no puede evitar las consecuencias.


   Anexos:
-Esta enamorado de Aria Vehuel.
-Tiene un severo odio hacia los pervertidos.
-No le agrada Belial.
- Le gusta hacer galletas.
-Esta en un punto neutral con los humanos.


   Nombre real del físico:
Gin

   Anime/manga, Videojuego, Cómic, Novela gráfica de donde procede:
Hotaru no mori e

"Every seven months appears blue moon"
Mensajes : 5

Puntos : 50

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tsubasa Mori el Lun Jul 01, 2013 8:57 pm
Ficha Terminada.
Mensajes : 5

Puntos : 50

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Lun Jul 01, 2013 9:01 pm
¡Ficha Aceptada!
Puedes pasar a los registros para iniciar tu primer tema c:
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.