Últimos temas
» Dimitri - ID
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Dimitri Smirnov

» | Registro de Grupo {Solo alumnos} |
Dom Jul 05, 2015 6:42 pm por Ryuu

»  Echo? +18 (Privado)
Lun Feb 17, 2014 2:27 pm por Lynn Zaldyck

» Time in the life: Lucas Vitti~
Sáb Dic 28, 2013 1:02 pm por Lucas Vitti

» The time in the no-life
Sáb Dic 28, 2013 12:46 pm por Tsubasa Mori

» The life a the ghost
Sáb Dic 28, 2013 12:40 pm por Tsubasa Mori

» Prueba afiliacion
Vie Nov 22, 2013 9:42 pm por Ryuu

» Cosas de que hablar [Priv. Dimitri]
Lun Sep 30, 2013 7:58 pm por Ryuu

» Ficha {Zen A.} --e d i c i ó n --
Dom Sep 01, 2013 2:25 am por Zen Aleister


Echo? +18 (Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Lun Jul 15, 2013 10:01 pm
Estaba adolorido, la parte más dolida de mi cuerpo eran mi abdomen y mis piernas. Una noche antes había asistido a la clase de educación física que me tocaba en el turno de la noche. No había muchos en esa clase, apenas 4 o 5 alumnos, casualmente solo había asisto yo a la clase. Entiendo que debo de estar en buena forma, pero mi condición no es muy buena cuando se trata de ejercitarme.

Era de día, y estaba en mi habitación descansando de la fatiga que había tenido – Me duele todo – me levante de mi cama un momento para ir a buscar más de mis famosos dulces a la nevera – Un Bonbons me hará sentir mejor – abrí la nevera y al mirar esta vacía me preocupe – eh!? – rasque mi mejilla – no recuerdo haber comido tantos para terminar con ellos – cerré la nevera y me senté en la cama de nuevo sujetando mi cabeza con ambas manos – Zen entro de nuevo aquí –suspire y cerré los ojos- debo cambiar la llave de la habitación – reí por un momento y acomode mi cabello acercándome a la ventana que estaba cubierta con la cortina para impedir el paso de la luz del sol – Ya anocheció – dije quitando la cortina de la ventana mirando la luna azul – Iré a ver si Echo tiene algo que me haga sentir mejor – .

Vestí mi cuerpo con el uniforme de la Academia, sujetando la corbata  y abrochando la camisa correspondiente – Espero que no esté llorando de nuevo – tome la pequeña bolsa de cuero y revise en ella – Vacía – la lance a la cama algo molesto- tsk… maldito Zen – me puse en marcha a la habitación de Echo. Salí de la mía y cerré la puerta con llave para impedir que alguien más entrara, claro, corría el riesgo de que zen regresara de nuevo, guarde la llave en mi bolsillo y me puse en dirección a buscar la habitación de Echo – Espero que no desordene mi ropa de nuevo – baje la mirada con algo de molestia en mi rostro, pero en mis labios poco a poco apareció una sonrisa leve.

Camine unos minutos y llegue finalmente a su habitación – No fue difícil –reí un poco y toque la puerta del contrario esperando a que abriera. Espere varios minutos pero no parecía que él estuviese dentro- ¿Echo? – gire la perilla de la puerta, y me sorprendí un poco al mirar que esta no tenía seguro - ¿uh? – Me alarme un poco y entre a la habitación preocupado – Voy a pasar Echo –cerré la puerta detrás de mí, estaba oscuro, más de lo normal, me movía lentamente buscándole - ¿E…echo? – dije un poco más fuerte esperando a que respondiera mi llamado.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Miér Ago 14, 2013 10:26 pm
Todos los días es lo mismo. Me encuentro con Lynn y mi hermano y no quiere saber nada de mi. Todos los días es lo mismo. Fingir que me desinteresa todo lo que me dice Zen, que las palabras que se clavan como cristales en mi piel, no son más que tonterías. Estoy encerrado en el pequeño baño de mi habitación, se supone que Lynn vendrá, pero no quiero saber nada de él, no cuando sé que puede estar con Zen en todo momento y yo no puedo siquiera acercarme a él sin recibir un golpe doloroso. Yo sé que no encajo entre ellos, incluso cuando Lynn no se digna a decirme.

Mire el corte en mi mano con aura sombría. Sé que no tiene sentido cortarme, porque no sentiré dolor y tampoco podré sangrar a chorros como un humano. Pero, me alivia saber que nada puede lastimarme más de lo que ya estoy lastimado. Me causa satisfacción saber que nada me hiere, excepto las palabras de Zen y nadie jamás se imaginara esta debilidad.

Abro la llave del baño y dejo que el agua caiga suavemente. Pero, no para lavarme, si no para despistar los llamados a mi nombre. Lynn ha llegado más pronto de lo que me esperaba. Sé que mi habitación esta a oscuras, así que lavo mi brazo, aunque no hay nada en él, solo esa herida sofocante, el mínimo de sangre que mi cuerpo a permitido que salga y la oscuridad que me rodea. Tome una venda del baño y cubrí la herida. Me puse la camisa del uniforme y salí del baño tras cerrar la llave del grifo.

-¿Lynn?- Pregunté saliendo de la habitación de baño. Le divise, gracias a mi facilidad para ver en la oscuridad y me lancé sobre él sin dudarlo, cayendo ambos al suelo.- ¿Cómo escapaste de Zen?- La curiosidad y entusiasmo no tardaron en aparecer en mi voz.- ¿Mi hermano esta bien?- Le mire curioso, aunque dudo que pueda ver mi mirada.- ¿Quieres que cure tus heridas?- Sé que esta herido, puedo notarlo fácilmente es un expresión facial. Le lamo la oreja y me levanto, para ofrecerle una mano.-Te prometo que esta vez seré cuidadoso.- Sonreí y tome mi osito de la cama para encender la luz.

Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Jue Ago 15, 2013 4:56 pm
Me gire rápidamente al escuchar como la puerta del baño se abría, estaba a la defensiva, podría ser Zen, Echo, podría ser quien sea. De mis dedos se notaban pequeños cristales que salían lentamente, lamentablemente mi cuerpo no estaba en condiciones para defenderme de quien saliera de la puerta, escuche mi nombre de una voz conocía – ¿Echo?- estaba algo inseguro de quien era, mi vista no era la mejor de todas, quizá porque no me había alimentado de sangre fresca como lo haría un vampiro normal. El individuo salto sobre mí, cosa que me hizo que cayera al suelo al instante. Era Echo, lo supuse por la forma en que me saludaba, su rostro estaba cerca del mío, por lo cual note la expresión de…felicidad…creo.

No podía decir lo mismo de mi rostro, el contacto con el suelo hizo que el dolor de mi cuerpo aumentara por unos instantes – H...Hola Echo – seguía mirándole adolorido mientras me hacia preguntas – No eh mirado a Zen últimamente –desvié la mirada pensativo - ¿Y si esta en mi habitación en este momento? – Dije en voz baja para mí mismo, me altere un poco -¿! Y si está destruyendo todo ahora!? – trate de levantarme pero el cuerpo de Echo me lo impedía – Se está comiendo todos mis dulces, debo de regresar – seguía diciendo alterado por todos los pensamientos que pasaban por mi mente en ese momento.

La voz de Echo corto mi alteración – ¿Mis heridas? ‘’ ¿Cómo pudo saber lo de mi cuerpo? , seguro fue por mi rostro , no se le escapa nada ‘’ – le dedique una leve sonrisa mirando – ah… no está bien , sanaran solas –desvié la mirada de nuevo – espero –me sonroje al sentir su lamida cerca de mi oreja,  trate de sentarme al sentir que él se había puesto de pie de nuevo , acomode mi cabellera rubia mientras le miraba curioso – Bueno , si eso es lo que quieres te dejare – tome una de sus manos para levantarme , me senté en la cama y quite mi camisa dejando mi torso descubierto ya que ahí era donde mi cuerpo estaba mayormente lastimado – Solo espero que esto no sea uno de tus juegos Echo –saque mi mejilla- me preocupa que Zen pueda entrar de nuevo a mi habitación – murmure sin saber que me esperaba después.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Sáb Ago 17, 2013 6:41 pm
No entiendo de que humor esta, me pone nervioso el hecho de no entender como se siente. Lo veo nervioso, ansioso, preocupado. Cuando me lanzó sobre él, puedo notar su rostro y de alguna forma pude notar que no estaba bien. Sentí deseos de besarle, pero sé que ese placer solo le toca a Zen. Por algún motivo, Lynn nunca volteara a verme como si fuera la cosa más interesante. Agite la cabeza, no quiero que se de cuenta de mis pensamientos nerviosos, no vale la pena. Me mordí el labio y no sentí el dolor, posiblemente mi corazón a quedado tan vacío que ya no puedo sentir dolor. Puede ser eso, si no lo es… Se debe a la falta de alimento. Creo que Lynn lo sabe, que no he tomado mucha sangre, pero no estoy seguro de que me diga algo al respecto. Me desvanecí por un segundo, pero eso solo me causo deseos de ser un poco travieso con Lynn.

-¿Crees que me extrañe?- Murmure, aunque dudo que me escuchara realmente. Baje la mirada. Lynn constantemente habla de Zen y no me sorprende, siempre están juntos y tiene razón, existe la posibilidad de que mi hermano este en su habitación en este momento. Eso me pone mal. Es lindo cuando piensa en él. Deje escapar un suspiro y luego le mire de nuevo.- No, no. Yo te cuidaré un rato… Déjame hacerlo ¿si?- Intente no sonar débil. Me duele el cuerpo, aunque no siempre lo demuestro. No me gusta que lo noten. Le lamí la oreja y me levante. Le ayude a pararse.

Tome mi preciado osito, el que me regalo Zen, y encendí la luz mientras pasaba al baño y tomaba el botiquín, aunque no estoy seguro de que eso sirviera de algo, bueno tengo cosas que son buenas para lidiar con mi dolor, así que supongo que servirán con Lynn. Sonreí levemente mientras me acercaba. Tome una silla y senté a mi osito en ella, él no tiene porque estar lejos de mi si no lo quiere. Observe su torso desnudo y fruncí el ceño. Zen es idiota, debería cuidar mejor de Lynn.

-¿Juego?- Pregunte inocente con un tono nervioso.-Y-yo no jugaría contigo…- Baje la mirada y tome algodón y alcohol. Moje una motita y luego le detuve. ¿Hacerlo de la forma limpia o no? Hice una medio sonrisa y luego lo acoste en mi cama.-Esto podría dolerte…- Me acerqué a mi osito y le puse la camisa de Lynn encima. No quiero que vea ese tipo de cosas.

Me recosté sobre él, aunque puse mi piernas entre las suyas, esperando no hacerle daño, tome la motita de algodón de nuevo y comencé a desinfectarle una herida en el hombro, le vi a la cara para ver que tan adolorido estaba, pero en fin, no quiero hacer esto todo el día. Me acerqué a su torso y comencé a lamerle los pezones, haciendo círculos alrededor, él me provoco.

-¿T-te duele?- Cuestione con una voz calmada.

Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Sáb Ago 17, 2013 7:44 pm
No podía negarme a que Echo era bastante lindo pero no inocente , seguía sentado en la cama de Echo ,tranquilo y sin preocupaciones , sabia como se sentía Echo con respecto a su hermano , me preocupaba bastante , tal vez podría pasar más tiempo con Echo que con Zen , pero no podía. No era que Zen me controlara, quizá un poco aunque lo negase. Sabía que Echo amaba a su hermano, que quería estar con él, pero no podía cambiar los pensamientos de Zen sobre su hermano menor, me sentía tan inútil en ese aspecto.

Le dedique una sonrisa leve a Echo por su pregunta – A pesar de lo que te dice , créeme que Zen piensa mucho en ti – estire mis brazos mirando como salía del baño con un botiquín en sus manos – Que te parece si vamos a alguna parte después de que me ‘’cures’’ – hice las comillas con mis dedos en aquella palabra, ya que realmente las heridas de mi cuerpo no era lo que me mantenía inmóvil, baje mi mirada un poco pensativo – aunque tengo que hacer algunas cosas, pero las puedo dejar para mañana en cuanto despierte – rasque mi mejilla mientras murmuraba.

No estaba seguro de que tramaba Echo, si en verdead planeaba curarme o jugar con mi cuerpo, realmente estoy acostumbrado a los juegos de los hermanos, pero en si no era mucho de mi agrado sentirme como un juguete pero no me quejaba realmente. Con mi mano derecha arregle mi cabello rubio, tapaba mis ojos la gran mayoría del tiempo, suspire y mire a Echo que sostenía un algodón mojado en alcohol en sus dedos – ¿No tienes algún sujet… - Me recostó en su cama, le miraba neutral mientras me sostenía con mis codos, mire su osito cubierto con mi camisa – ¿para qué haces eso? –Ladee mi cabeza y le mire sobre mí en pocos minutos - ¿Echo?- me estremecí mucho al sentir el algodón en una herida en mi hombro, deje salir un gemido de dolor de mi boca. Cerré el ojo izquierdo sintiendo como lamia mi pezón, este reacciono y se alzó rápidamente – Así que si era un juego –recosté mi cabeza en la almohada de su cama - ¿Es una forma nueva de curar a alguien más?-

Rodee su cuerpo con mis brazos, dejaría que lo hiciera, después de todo era Echo, sabia como era él y sus preferencias, un escalofrió recorrió mi cuerpo completo, los vellos de mi cuerpo se erizaron sintiéndole – ¿Preferirías que Zen estuviese en mi lugar? – No quería ser cruel con Echo, no era mi estilo realmente, pero suponía que era cierto lo que le estaba preguntando, seguía sin soltarle, no sabía que hacer realmente, mi cuerpo ya no era virgen, eso era seguro, pero no me había encontrado en una situación como esta, Echo es tranquilo y no es violento como Zen, me agrada estar con Echo, pero era la primera vez que el me tocaba de esta manera.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Sáb Ago 17, 2013 9:12 pm

Respire profundamente, estoy nervioso. Digo, suelo estarlo. Es raro, supongo, porque nunca me he puesto nervioso con Lynn, supondré que es porque estoy hablando de mi hermano mayor. Iba por el botiquín pero alcance a escuchar su respuesta, eso me hizo sonreír, aunque sé que lo dice solamente para hacerme sentir mejor, no puede ser algo real, lo que dice, claro. Porque Zen no quiere saber nada de mi. Aun así, no dije nada, porque no quiero preocuparle. Le escuche decirme que fuéramos a otro sitio.

-¿Ir a otro sitio? Suena divertido.- Murmure con una sonrisa.-Pero… ¿Seguro que tu quieres ir? No suenas muy animado.- Estoy intentando no expresar lo que siento realmente, porque parece como si él solamente quisiera calmarme un poco, lejos de estar más tiempo junto a mi.-¿No crees que Zen se preocupe por ti?- Baje la mirada.- ¿No se molestará si sales conmigo?- Baje suavemente la mirada mientras me acercaba, él no se dará cuenta de cuan débil me siento.

Escuche que hizo una pregunta, pero no me sentí tan interesado porque le estaba cubriendo los ojos a mi osito, baje la mirada lentamente.-Porque podría emocionarle demasiado la cara de dolor que pongas y luego se pone un poco sádico… Tu sabes como es él.- Respondí, aunque claramente era obvio, no entiendo porque lo pregunta, si él sabe que mi osito es un poco especial con ese tipo de cosas.

Me subí encima de él. Y no tarde mucho en poner el algodón sobre su herida y notar su gemido de dolor, no lo sé, pero yo quiero hacerlo sentir bien y eso me dio ánimo para lamerle el pezón, aunque sigo pensando que eso es algo que incorrecto de hacer. Porque Lynn es de Zen, lo sé por estas heridas que estoy curando, de alguna forma eso hace que un dolor se propagué por mi pecho… Posiblemente temblé un poco pero intente desechar el pensamiento cuando me dijo que esto era un juego y tuve que alejarme un poco.

-N-no es un juego. Solo no quiero que te duela demasiado…- Le mire fijamente. Cerré los ojos y me enfoque en otra herida, le lamía el cuello suavemente, pasando mi lengua con cariño por encima de sus heridas, porque no quiero que se lastime. Deje que sus brazos me rodearan y luego hizo una pregunta que hizo que todo se detuviera. Literalmente, tuve que alejarme de él.

-¿Q-qué?- Baje la mirada.-¿P-por qué…? Y-yo… ¡No!- Me mordí el labio.- ¿Tú preferirías que yo fuera Z-zen?- Deje escapar un gemido, no sé porque, pero espero no comenzar a llorar o algo así.-¿Eso parece?- Me deje caer al otro lado de la cama.- L-la verdad es …- Cerré los ojos y deje que el latir acelerado de mi corazón poblara en mis oídos.-Me gustas mucho, Lynn.- Me mordí fuertemente el labio y me levante de la cama.- Pero, sé que tu estás con Zen, así que no tienes porque tomar enserio lo que digo…- Estaba dándole la espalda así que medio limpie mi rostro y luego me gire.- Entonces, sigamos con tu curación ¿si? Y luego vamos a tomar aire.- Me quede inmóvil. Tomando otra motita de algodón.

Yo no estoy… nervioso.

Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Dom Ago 18, 2013 3:12 pm
Estaba preocupado por Echo, sentía que no estaba bien en ese momento, pero sabía que él y su hermano no habían hablado en algún tiempo , de hecho era algo extraño que ellos dos no tuviesen una pelea cada día, quizá Echo no había salido de este lugar hace varios días , me sentía algo culpable de no haber venido tan seguido como lo solía hacer ; pero Zen no dejaba que me acercase a Echo , de hecho corría el riesgo de que se molestara conmigo por estar aquí , sin camisa , en la cama de Echo, ahora que lo pienso ,  no era buena idea. Pero lo hacía por Echo, es mi amigo, y no lo puedo dejar solo por culpa de los caprichos de Zen.

Le miraba fijamente , con una expresión neutral en mi rostro, examinaba como no me dejaba mirarle directamente a los ojos ya que sabe que puedo descubrir fácilmente todos sus sentimientos y algunas veces sus pensamientos , reí un poco al escucharle – Es que me preocupas Echo , sé que no estás bien , no lo niegues – la risa desapareció y la mirada neutral regreso a mi rostro – No te tienes que pensar por eso – suspire un poco – Sabe que estoy aquí , tal vez se moleste un poco – baje la mirada – Quizá demasiado – murmure pensando en voz alta– Pero lo que haga no tiene que importarle – y era la verdad , no me gustaba que Echo pensara que Zen controlaba todo lo que hacía , ya que no era verdad , solo estaba con él por las ideas que tenía con respecto a los humanos y solo eso – me molesta – mordí mi labio inferior dejando que unas gotas de sangre salieran de él.

La respuesta a mi pregunta me la esperaba, sabia lo especial que era ese oso para él, al menos estaba normal en ese ámbito, si la palabra normal quedara en lo que es Echo claro.

-Así que no lo es – Al parecer no estaba jugando con lo que hacía, estaba acostumbrado a que doliera, pero creo que tendría que ser al revés. Se supone que llegue a su habitación para hacer sentir mejor a Echo, al parecer él no lo quería de esa forma. Me sorprendí por la forma en que se separó de mi – ‘’dije algo malo’’ –murmure mirándole de reojo – Echo… yo- fui interrumpido por sus palabras, escuchar eso de Echo hizo que mis mejillas se tornaran de un color rojizo, no me había sentido así desde hace mucho tiempo, realmente no sabía que decir a esto, pero en si me molesto demasiado lo que había dicho. Me levante de la cama, lo tome por el cuello de su camisa llevándolo al suelo con enojo – ¿¡Por qué siempre dices que estoy con Zen?! – Le miraba directamente a los ojos sin soltar su camisa, sentía como el enojo se propagaba por todo mi cuerpo, no podía controlarme - ¿¡Por qué dices que no me tome las cosas enserio cuando estoy contigo!? … ¿Acaso sabes lo que es para mí escuchar tus quejas sobre tu hermano, y sentirme tan inútil por no poder cambiar eso? – el tono de mi voz baja poco a poco, ahora podía comprender a Zen, el enojo que sentía por las palabras de Echo, solté su camisa y quede con la respiración agitada. Pegue mi frente con la de él, agotado por todo lo que estaba pasando - ¿Por qué me tienen que confundir tanto? – el dolor de mi cuerpo regresaba poco a poco, era la primera vez que me sentía tan molesto con Echo.

Me mantuve sobre Echo, con los ojos cerrados y mi respiración agitada, las lágrimas comenzaban a caer al rostro de Echo, también ocupaba a alguien que me escuchara, como yo lo hacía con los hermanos, te necesito a ti – Echo-
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Mar Ago 20, 2013 12:12 am
Cerré los ojos un poco adolorido, suele sucederme en ocasiones, debido a falta de alimentación y esas cosas que desde pequeños nos han dicho que no deben faltarnos en nuestra dieta diaria. Supongo que falta poco tiempo para que tenga la necesidad de tomar sangre de algún indefenso animal que no quería ese destino. La otra opción es asaltar el banco de sangre, pero no es lo correcto. Escuche lo que Lynn dijo y no pude evitar bufar. Es que no es justo. Yo estoy bien… Creo que puedo demostrarle que estoy bien sin necesidad de esforzarme mucho.

-Estoy bien.- Tosí un poco y luego volví a mirarle. Sé que no… No lo sé. Pero, sé que ambos sabemos que eso no pasara. Aun así, no lo sé. Es que Zen y Lynn siempre están juntos y no debería pasar nada que alterara su relación, especialmente si es por mi culpa.-Solo, necesito comer un poco.- Aunque no siempre le digo, sé que Lynn esta al tanto de que no me gusta ingerir sangre.-Creo que tendré que hacerlo pronto.- Bufe con inconformidad. No me gusta esto, no me gusta lo que soy.

Sonreí un poco cuando él dijo que no lo era, porque no lo es… No hay forma de que esto sea un juego para mi, al menos no del todo. Digo, yo juego con estas cosas, pero últimamente he estado tan sensible, con los sentimientos a flor de piel y es la cosa más difícil estar controlado del todo y mucho más cuando estoy con la persona que me gusta… Y creo que fue justo por eso que cuando menciono aquello no pude evitar alejarme completamente de él y yo… Es que realmente no podía ocultarlo más.

Aunque vi que sus mejillas estaban rojizas, posiblemente es porque Zen nunca le ha dicho eso y … Yo, yo no entiendo porque no lo ha hecho, él es claramente… Él claramente lo quiere y Lynn es demasiado genial para cualquiera por ello yo daría por hecho que esas palabras han salido con anterioridad por sus labios.

Lo que sucedió después de eso, me saco un poco de mi mismo. Que Lynn se levantara, me tomara de esa forma por la camisa y después me tirara al suelo, eso me había dejado un poco frío. No estoy seguro de porque le hice enojar con eso… Pero su enojo me asusta un poco, me hace pensar que después de todo… Después de todo, yo siempre termino arruinando las cosas. Fue eso lo que paso con mi hermano mayor ¿no? Él se enojo conmigo por como soy… Y Lynn… Yo no podría vivir si me odiara.

Deje que su frente quedara contra la mía e intente… No lo sé. Intente no llorar.

-E-es porque lo estas ¿no?- Tartamudeé.- Z-zen y tu siempre están juntos… Es… Fácil darse cuenta del tipo de relación que tienen…- Me mordí el labio e intente no verle mientras lloraba.- Yo no quiero interponerme. No después de todas las cosas horribles que les he hecho. Solo debería apartarme ¿no crees?- Me sacudí, estaba prácticamente temblando debajo de mi mejor amigo y no creo que pueda calmarme.- A-además, has oído a Zen ¿verdad? S-solo soy una basura y… Nadie le hace caso a la basura.- Solté un sollozo.- Lo siento…- Murmure de nuevo. Porque, si lo sé. Sé como hago sentir a Lynn.

Deje escapar una débil risa, demasiado débil. Me siento mal. No me gusta hablar mal de mi mismo, aunque a veces me sale casi de inmediato. Siento deseos de vomitar, pero solo puedo estremecerme bajo su cuerpo, con su frente contra la mía. Dejo escapar un leve gemido.

-Perdón. Pero, enserio, no tienes que escucharme si te causa conflicto.- Deje escapar un gemido, un poco agitado. Me digne a dirigir mi mirada hacia él. Lo pensé un segundo y finalmente me acerqué a él para darle un suave beso en los labios, solo un pequeño rato, porque no estaba del todo estable. Porque no quiero darme falsas esperanzas.- Perdón por eso. Sé que te gusta Zen, Lynn. Así que solo, no sé… ¿Podrías no hacerme sentir como si tuviera una oportunidad?- Murmure, aunque un poco alterado.-[color:a5cf==limegreen]¿Lynn? Dime algo.
Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Vie Ago 23, 2013 10:36 pm
Al parecer las palabras que le había dicho a Echo no fueron muy claras, abrí mis ojos mirándole mientras hablaba, no quería escuchar más sus palabras , no quería que dijera que estoy con Zen porque no es verdad, si pasara más tiempo con él , seguro esto sería muy diferente. Me perdí en su mirada, había notado que sus ojos eran algo brillantes, quizá por las lágrimas que el trataba de contener – Puedes llorar si quieres – le dije mientras le seguía mirando neutro.

Las lágrimas dejaron de brotar de mis ojos al escucharle – Interponerse – susurre pensativo y confundido - ¿eso es lo que proyecto cuando estoy con Zen? – cerré mis ojos y suspire profundamente, no me sentía muy bien con lo que él decía, de hecho me molestaba que el dijera eso. Estoy pensando en los momentos que eh compartido con Echo, se casi todo sobre él, me agrada su compaña, mi afecto por él era mayor que por Zen, ya que Echo no era tan rudo conmigo. Estoy tan confundido, quiero a Zen y a Echo, pero porque me tienen que confundir tanto - ¿Por qué? – seguía susurrando.

Sus palabras se hacían cada vez más bajas , más bien el tono de su voz , no prestaba atención a lo que decía , simplemente me perdí en la mirada de sus ojos, pero su pequeña risa me trajo de regreso al mundo y su gemido me hizo sonrojar –Se mira tan lindo desde aquí – murmure pensando en voz alta de nuevo – Echo , yo …- sentir sus labios contra los míos fue algo que me dejo muchas más dudas , no quería que se separa ,pero lamentablemente lo hizo , sujete sus hombros y le ayude a sentarse , yo en su regazo acariciaba su mejilla con mi mano suavemente – No quiero que pienses que quiero más a Zen que a ti – mientras susurraba me  acerque un poco mi rostro al de él , terminando por rozar sus labios con los míos – Pero yo sé una cosa que tu no –  sonreí de lado levemente dando una pequeña lamida a sus labios – Pero me gustaría que lo descubrieras por ti mismo – cerré mis ojos y junte ambos labios en un beso lento y suave . Mi mano bajo por su cuello hasta llegar a su espalda lentamente, tratando que no se alejara de mí de nuevo. Mordía su labio suavemente, esperando a que el tocara mi cuerpo.

Esto que sentía no era lo mismo que con Zen , simplemente besar los labios de Echo me hacía sentir tan bien , el dolor que mi cuerpo me hacía sentir se había ido temporalmente , mi temperatura se comenzaba a elevar lentamente mientras baja más y más mi mano hasta llegar a su espalda baja , su piel era muy suave y tersa ; me separe del beso para poder respirar un poco , le mire sonrojada y apenado – Lo…lo siento , es lo mejor que puedo hacer – desvié mi mirada apenado por lo que había hecho , sin duda no tenía la iniciativa que se necesitara para este tipo de cosas.

Podría decir que ahora mis sentimientos por Echo habían aumentado aún más , eso me agradaba , quería pasar más tiempo con él , conocerle y que él me conociera mejor de lo que ya lo hace – Echo –susurre su nombre esperando a que correspondiera lo que había comenzado.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Sáb Ago 24, 2013 8:06 pm
Escuche sus palabras y negué, no voy a llorar. No lloraré de nuevo frente a Lynn, porque me siento débil y sé que si comienzo a llorar no dejaré de hacerlo. ¿Cómo puede eso ser bueno? Definitivamente, no lo sería. Y tampoco puedo permitirme mirarle a los ojos, porque cuando lo veo todo deja de tener importancia, son solo sus hermosos ojos y los míos… Los deseos de violarle cuando le veo son tan elevados que es mejor evitarlo, porque como dije, no quiero interponerme entre Zen y él. Tienen una relación bastante linda como para que una basura como yo la destruya en su totalidad… A mi no me importa estar solo, si las dos personas más importantes en mi vida están felices.

Me sentí mejor cuando dejo de llorar, aunque igual estaba un poco mal, porque no debería haberlo dicho y ahora que lo dije las cosas serán extrañas entre nosotros y Lynn no querrá saber nada sobre mi porque claramente la cagué. Deje escapar un suspiro, mientras notaba todas esas preguntas que debe estar haciendo en su mente y esas cosas raras que solamente Lynn hace cuando esta preocupado o pensando, él piensa mucho, no entiendo porque. Me mordí el labio, estoy nervioso y su silencio me hace sentir peor, triste y desanimado, yo no estoy seguro de que hacer, debí salir corriendo cuando tuve la oportunidad, incluso si eso solo me dejaba como un cobarde.

Y luego no pude evitarlo, mis labios encontraron los suyos y fui obligado por mi mismo para besarlo, aunque sinceramente nunca me arrepentiré de este impulso, porque si Lynn no puede ser mío, guardaré este recuerdo para siempre en mi memoria y será suficiente para levantarme todos los días a vivir la mierda de vida que tengo. No digo que sea injusta, porque yo me merezco todas las cosas que me sucedan, solo digo que mi vida no es algo que me enorgullezca.

Me senté con la ayuda de Lynn y su cabeza quedo en mis piernas, mis mejillas se ruborizaron debido a ello. Escuche sus palabras y baje la mirada.- Es que n…- No pude continuar con mis palabras porque me vi inmovilizado por mis nervios y es que los labios de Lynn estaban rozando los míos y el deseo de un beso, fue suficiente como para detener todo lo que estaba pensando, hablando y también el dolor que estaba sintiendo. Me lamió los labios y me quede un poco en shock, sin estar seguro de si eso era parte de mi imaginación o si realmente esta sucediendo. Dijo algo sobre saber algo que yo no sé y algo sobre descubrir, pero después de que me besó esa información se desapareció de mi mente. Su mano acaricio mi espalda y me mordía el labio y no lo sé, se siente como si estuviera muerto y por eso mis mayores deseos se hacen realidad.

Le escuche hablar, pero mi cuerpo no me respondía. Baje la mirada casi de inmediato. Y luego escuche mi nombre salir de sus labios. No estoy seguro de lo que tengo que hacer, así que solo me acerqué más a él, para recostarlo en el suelo. Y le volví a besar, acariciando su rostro, con mis piernas a su costado y mi trasero apoyado con suavidad en su cadera. Le besé con ternura, como si fuera a romperse. No tengo idea de cual sea la forma en la que Zen le besa, pero me aseguraré de que sea algo que nunca pueda olvidar, incluso si solo sucede una vez. Me aleje de sus labios.

-Te amo, Lynn…- Murmure antes de volver a agacharme para besarle, con un poco más de intensidad. Mi mano también bajo, acariciándole el cuello, mientras mi otra mano acariciaba su torso desnudo, Lynn es realmente atractivo… Me sorprende un poco que siendo tan lindo no tenga pareja de una vez… Le acaricie con suavidad, hasta que mis manos encontraron sus tetillas y comencé a pellizcarlas con un poco de rudeza, me despegue de sus labios y busque su cuello para depositar besos en el sitio, lamidas e incluso un par de timidas mordidas que no buscaban hacerle daño.

Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Sáb Ago 31, 2013 1:20 am
Sentí el frío suelo en mi espalda, pero las cálidas manos de Echo compensaban el frío que sentía. Al igual que el ligero peso de su cuerpo en mi cadera, y sus labios sobre los míos. No sabía que pensar sobre las palabras de Echo, su beso fue repentino como para que yo respondiera a ello. Correspondía su beso cada vez más intenso, mordiendo delicadamente sus labios con aquellos colmillos que distinguían mi raza. Le sujetaba por los costados de su espalda evitando que se alejara de mi cuerpo. Sus manos se sentían tan bien en mi adolorido cuerpo, deje salir un leve gemido de mi boca al sentir como su cálida boca mordía mi cuello y como sus manos pellizcaban uno de mis pezones. Admitía que mi cuerpo era bastante sensible al tacto, en ocasiones era bueno, como en esta.

Lo único que no quería decir mis pensamientos, sería algo tan vergonzoso en una situación como por la que estoy pasando en estos momentos, trataba de mantener mi mente en blanco para no expresar nada mediante palabras.

No sabía que hacer realmente, solo acariciaba su espalda y miraba con ternura el rostro de Echo – ‘’ Realmente me gusta’’- murmure de nuevo sin darme cuenta de lo que dije. Recorrí su espalda con mis manos para llegar al final de su camisa, tome el extremo y la comencé a levantar con lentitud. No había mirado el cuerpo de Echo sin camisa, y estaba algo nervioso de decir algo que le incomodase – Perdóname si digo algo que te moleste –desvié algo mi mirada – A veces no me doy cuenta de lo que digo-le dedique una leve sonrisa para quitar complete la prenda que cubría su torso, al mismo tiempo que comenzaba a besar su cuello débilmente.

Me sentía seguro, sabía que con Echo no pasaría nada malo, pero sentía el temor de  que Zen viniese y me reclamase el por qué estoy con Echo, realmente no me interesaba lo que me podría pasar a mí, tenía miedo de que Zen lastimara a Echo más de lo que ya había hecho. No lo permitiría, aquellos pensamientos estaban dando vueltas en mi cabeza, suspire un poco recostando mi cabeza de nuevo en el suelo dejando que Echo acariciara, besara y mordiera cada punto de mi cuello con su cálida boca. Me gusta esta sensación, no sentir golpes o rasguños todo el tiempo, simplemente caricias y besos, le seguía mirando con ternura mientras una de mis manos acariciaba su cabello suavemente – ‘’ Te amo’’- suspire un poco murmurando aquellas últimas palabras como un pensamiento que no pude controlar.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Sáb Sep 07, 2013 12:07 am
Desde que le dije hay una pregunta que continúa en mi mente. ¿Qué debería hacer? Entregarme a estas pocas ocasiones que Lynn podrá darme o rehusarme a ser solamente alguien que no significa nada para él. Sé que significo algo, pero no es nada comparado con todo lo que Zen puede darle, la pasión, ese amor celoso… Lynn no se da cuenta, pero yo lo sé. Él esta enamorado de mi hermano sin importar cuanto diga que no puedo opinar al respecto. Él lo quiere mucho más de lo que alguno me querrá a mi y eso es un poco decepcionante, pero es la dura realidad y no puedo estar engañándome, solo me hace quedar más estúpido.

Besar de esta forma el cuerpo de Lynn es invadir propiedad ajena, porque aunque él no lo acepte, su cuerpo, sus labios, sus pensamientos, todo es de Zen. Y no hay algo que pueda hacer para cambiar los sentimientos que tienen entre ellos desde hace cinco años, no importa cuanto lo intente… Yo ya sé que soy una basura. Solo estoy esperando a que me desechen. Es triste y depresivo pero… Entrecerré los ojos por un picotazo de dolor, mire mi camisa. La parte de la muñeca estaba dibujada de rojo, supongo que es mi sangre que comenzó a caer por la herida que me hice. Intente no pensar en eso, posiblemente Lynn no se diera cuenta. Lo he engañado antes, estás cosas son secretas y prefiero que las marcas en mi cuerpo permanezcan siendo solo eso para él. No quiero que se sienta culpable, incluso si lo es. En realidad es mi culpa. Siempre es mi culpa.

Escuchaba sus murmullos que no hacían más que subir mis esperanzas, las cuales me encargo de romper cada vez que pienso que puedo competir con mi hermano. Él es mejor que yo. Sus manos comenzaron a levantar mi camisa y me puse nervioso, porque nadie ha visto mi cuerpo. Es cierto que Lynn tiene moretones por todas partes, pero supongo que no es natural que mi cuerpo este lleno de cicatrices irregulares y que mi muñeca éste vendada, he de suponer que no lo notó, porque comenzó a besar mi cuello y sacarme algunos suspiros debido a ello.

Mis mejillas adquirieron un débil color rojizo cuando le escuche suspirar algo. Baje la mirada y continúe besando sus hombros, sus brazos, su torso, suaves besos que cubrían toda la piel que veía, una de mis manos se enrolló en su cabeza (la vendada) de esa forma sería difícil notarlo, salvo que huela la sangre… La otra mano bajo a sus pantalones, los cuales desabroche con dificultad. Pase la lengua desde su ombligo hasta su cuello, llenando de baba cuanto pude. Finalmente, mis labios se encontraron con los suyos y le sometí en un beso. Un beso intenso, un beso que posiblemente demostraba más mis sentimientos que cualquier otra cosa, mi temor, mi realidad, mi soledad y el estúpido amor que le profeso a mi mejor amigo… El cual no sabe que esta enamorado de mi hermano mayor.

Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Mar Sep 17, 2013 10:24 pm
Los besos de Hecho eran muy suaves, calmaban el dolor de mi cuerpo. Me gusta estar con Echo, realmente no sé porque no había interactuado más con él. Eso me hacía sentir algo culpable ya que se cómo se siente, lo sé a simple vista, la mirada de sus ojos, las heridas de su cuerpo, incluso el olor de la sangre que emanaba de su mano me decía que estaba mal. ¿Y yo como puedo ayudarle? ¿Cómo puedo aconsejarle? , eso era algo me sin duda me desconcentraba, suspire profundamente sintiendo las caricias de las manos de Echo recorriendo mi abdomen hasta llegar a mis pantalones, me sonroje demasiado al sentir como este los desabrochaba y pasaba su lengua por todo mi torso.

Bese los labios de Echo , sintiendo la intensidad de ellos , el sabor de su boca era algo tan dulce , que se podría decir me encantaba más que la sangre , podía volverme adicto a sus besos y estaba bastante cerca de serlo . Rodee su cabeza con una de mis manos para evitar que se separara de mis labios, y con la otra, descubrí su hombro, sentí las ganas de arrancar la camisa de su cuerpo, pero me controle lo suficiente para terminar de descubrir su torso tranquilamente, así acariciando y siento las cicatrices en su cuerpo. El olor de su sangre se hizo cada vez más fuerte. El ojo izquierdo cambiaba su tonalidad amarillenta para tornarse de un rojo carmesí brillante. Tomaba su muñeca y la llevaba a mi boca. Saque mi puntiaguda lengua de mi boca, lamiendo con un toque de sensualidad las gotas de sangre que corrían por su ante brazo – Razones por las cuales haces esto – le dije relamiendo mis labios y rozando mis colmillos con la herida.

La sangre de Echo sabia tan bien como sus labios, no resistía el hecho de enterrar mis colmillos en su tierna carne y beber todo lo que pudiese – ‘’pero…’’ – murmure para mí mismo cerrando los ojos al igual que mi boca negándome el hecho de que deseaba la sangre, el cuerpo y el alma de Echo. ¿Es posible que pueda sentir algo así? , yo una criatura de la noche, sin sentimientos, ni pensamientos de piedad, claro que sí, lo sentía en ese momento – tsk…- chasquee mis labios y los lleve donde el cuello de Echo para seguir besando y lamiendo su piel.

Mis manos recorrieron su abdomen, llegando también a sus prendas inferiores, y sin desabrocharla comenzar a acaricias la entrepierna de aquel joven vampiro. Mis mejillas, mis brazos todo mi cuerpo se sumergía en un calor que no había sentido antes. Simplemente movía mas manos tratando de darle a Echo todo el afecto que podía en esos cortos momentos de soledad que compartía con el. Los besos en su cuello se convirtieron en mordidas leves, y estas tomaron fuerza, dejando marcas en su cuello, sin la excepción de las marcas de mis dientes afilados dejando a lo largo de su pecho declarando que me pertenecía.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Lun Sep 30, 2013 12:09 am
Ya no importa, no importa si Lynn me ignora al día siguiente o si se da cuenta de que ha sido un error y que realmente ama a Zen, solo me interesa sentirle contra mi cuerpo y darle todo el cariño que se que nunca podrá corresponder. Quiero que se de cuenta de todo lo que puedo ofrecerle incluso si él no quiere que yo le entregué algo... Tengo que arriesgarme, de lo contrario seré una basura aun peor de lo que ya soy, justo como dice Zen. Mis labios sobre los suyos, intento desesperadamente evitar que se de cuenta de las cicatrices en mi cuerpo, porque... No es su culpa. Sentí su mano atrayendo mi muñeca a sus labios, mis mejillas se sonrojaron de inmediato. Su lengua recorriendo mi antebrazo, limpiando las gotas de sangre que emanan de la herida que no alcance a curar debido a su repentina visita. Escuche sus palabras, pero no encontré fuerza para responderle. Él lo sabe. Él sabe porque lo hago. Porque me siento vacío e incluso si me hiero, no siento nada. Soy insensible, soy una basura y estoy vacío, ¿cómo alguien puede querer a alguien como yo? No lo entiendo. Lynn dice que me quiere porque se ve obligado a hacerlo, porque sabe que yo puedo destruirme si me siento solo, y no importa si lo intenta yo sé que estoy solo. Y que no importa cuanto quiera a alguien o cuanto desee algo, Zen siempre lo tendrá todo. Porque Zen lo merece todo. Mis lágrimas volvieron a brotar. Sus labios encontraron mi cuello y me di cuenta de algo más. Solo soy un sustituto. Mi respiración se paralizo por unos segundos. Tragué y negué. Tengo que controlarme.

-Es como un sueño.- Murmure, con un tono nostálgico.- Pero, ¿sabes, Lynn?- Permití que se creara un largo silencio, en el cual no me permití decir nada. -Al final, todos los sueños terminan. Y no queda nada, más que la triste realidad...- Deje escapar una risa cínica y cerré los ojos. Deje escapar un gemido debido al toque en mi entrepierna. Él me marca como al ganado y no me importa, porque lo cierto es que solo soy suyo y solo seré suyo. Incluso cuando él deje de pertenecerme.

Una de mis manos atrapo su entrepierna, apretando con fuerza, permitiéndome sentir una escandalosa erección en su entrepierna. Sonreí un poco, me gustaba saber que aunque fuera por un rato, podía causar esa reacción en Lynn, lo que significa que si soy un buen sustituto, él volverá a mi. Excepto, si se da cuenta de que ama a Zen, en ese sentido, él ya no volverá. Porque Lynn es increíblemente fiel. Es la persona más fiel que conozco y por ello... Por ello, sé que no tengo ningun oportunidad... Le apreté con fuerza, intentando desviar los pensamientos de mi mente y pellizque sus pezones con los dedos, con cariño, con pasión, mencionando todas las palabras que no podía decir con los labios. Y le besé de nuevo. Mi mano, la que acariciaba su entrepierna, se coló bajo sus calzoncillos, acariciando la piel del erecto miembro de Lynn, la textura, la humedad y el calor que emite provoca que mi pene se erecte también, volviéndose incómodo tener los pantalones. Quiere salir a flote, pero, no es el momento. Envuelvo el miembro con mis manos y le aprieto. Busco causar un gemido en Lynn, lo que sea, que me permita vez que se encuentra tan excitado como yo o incluso más. Suspire y deje de besarle.

-Espero te hagas responsable de las cosas que provocas, Lynn.- Mi tono de voz se vuelve lascivo. Suspiro y vuelvo a besarle, introduciendo mi lengua en su boca, llenándome del sabor de mi sangre que ha limpiado de mi herida. Pellizco con fuerza y le aferro a mi, como si pudiera desaparecer en cualquier momento.
Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Lun Sep 30, 2013 11:31 pm
El placer de mi cuerpo era más grande que el de un humano podría soportar, los vampiros, criaturas temidas por los mortales, se dejaban mirar en una etapa tan tentadora e indefensa. Mi cuerpo no resistía el calor que tenía en ese momento, ¿por qué no me siento de esta manera cuando Zen profana mi cuerpo? , solo Echo puede ocasionar que me sienta de esta manera, no quiero dejar de sentirme de esta manera, lo deseo y lo anhelo  - No quiero – murmure levemente negando el pensamiento de que esto tendría que llegar a su fin de una manera u otra.

Mi mano traviesa, jugando con la entrepierna de Hecho, podía lo caliente y húmedo que comenzaba a ponerse la zona intima de Hecho, lamia su cuello con deseo y le dejaba marcas de mordidas en su pecho. Sabía que él no quería dejarme ver las marcas de su cuerpo , yo sabía que Echo se hacía daño para evitar sentir el dolor que en el corazón se le acumula , todo por culpa de Zen , y de cómo trata a su propio hermano por tan solo ser diferente a el . Zen es un idiota, pero no podía resistir el sentirme cómodo con su presencia.

Los besos se detuvieron al escuchar de nuevo la voz de Echo resonar en mis oídos – Los sueños son crueles, Echo – le mire fijando mi mirada multicolor en sus ojos purpura y brillantes – Te muestran un mundo en el cual desearías poder vivir – baje la mirada algo decepcionado- Pero llega el momento en el que tienes que despertar y decir. ‘’ solo fue un sueño’’ -  deje en claro la crueldad que sentía. Todo en este mundo es cruel, incluso lo que te hace sentir feliz.
Suspire un poco, sintiendo como los ánimos decaían lentamente, pero al parecer Hecho no permitiría que esto terminara tan fácil. Sintiendo su mano entrar en mis prendas, me sonroje demasiado. Mi sexo reacciono inmediatamente al sentir como Echo me tomaba de la manera en la que lo estaba haciendo , su mano fría y rígida me apretaba con tal fuerza que en vez de dolor sentía el placer más grande que no podía disfrutar con nadie mas – tsk… E…echo – decía tratando de no darle el gusto de escucharme gemir.

Correspondí el beso de una manera rígida y me concentraba en el toque de sus manos que realmente se sentía demasiado bien. Suspiraba entre cada separación de los labios que se probaban entre si. Cerré los ojos y abrí la boca, echando mi cabeza para atrás finalmente dejando salir de lo más profundo un gemido de placer por sentir las manos de Echo sobre mi intimidad. Al parecer no era el único cuyo cuerpo reaccionaba de esa manera.

Parecía disfrutar mirándome de esa manera, lamentablemente, también tenía manos. Baje hábilmente el cierre de su ajustado pantalón, quitando las prendar que cubrían el sexo de Hecho, dejándole desnudo totalmente. Relamí mis labios al mirar por primera vez lo que ocultaba Hecho. Acerque mi rostro y di una pequeña lamida en la punta de su miembro para causar el mismo placer en su cuerpo como él lo causaba en el mío. - ¿Cómo se siente esto, Echo? – murmure finalmente metiendo la punta completamente en mi boca.
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Echo Aleister el Lun Dic 23, 2013 11:39 am
Complicado. Es complicado explicar todo lo que siento por Lynn y lo molesto que puedo sentirme por el hecho de que él este jugando en este momento con mis sentimientos. Como si no hubieran jugado lo suficiente conmigo… Y no puedo evitar sentirme miserable. Debe haberlo planeado con Zen, por eso es tan divertido. Por eso puede jugar con mis sentimientos. Y es en este momento en el que tengo que obligarme a mi mismo a recordar que Lynn nunca me haría daño. Que no caería tan bajo como para dañarme. Bese su cuello, de alguna forma, necesitaba sentirle más cerca, sentir que aunque fuera un efímero momento, él me deseaba, que él me deseaba incluso cuando yo no soy Zen.


Pero, es algo que sabía desde hace tiempo. Que soy un sustituto, cuando Zen vuelva. O más bien cuando Lynn vuelva con Zen, se dará cuenta de que estaba equivocado, de que no me quiere. Bueno, si me quiere pero es imposible que él me quiera de la forma en la que yo deseo. Deje escapar un gemido a causa de su mano, su muy traviesa mano que pensaba que podía tocarme mientras me hace sentir infeliz. Me siento fuera de lugar, porque Lynn es mío, pero no lo es. Sacudí la cabeza de nuevo, intentando no pensar en ello, porque siempre que lo pienso las lágrimas aprovechan la oportunidad para caer por mis mejillas y no planeo volver a llorar, mucho menos cuando hago este tipo de cosas con Lynn. Lo que si sería el colmo, es que él no diga mi nombre cuando lo penetré. Sería tan patético pero acertado para mi.


Escuche sus palabras y creo que no entendió lo que quise decir, pero esta bien, porque de ésta forma no se preocupara por mi. Asentí.-Entiendo eso… Suelo darme cuenta de que muchas de las cosas buenas que me pasan son solo… Sueños.- Murmure, aunque no muy seguro de haberlo dicho con el mismo enfoque sobre sueño de lo que hablábamos antes.


Todo eso de tomar el miembro de Lynn, no lo sé, solo hizo que lograra excitarme mas, al punto en el que era molesto guardar mi hombría en el pantalón, de hecho era incómodo tener ropa en todos los sentidos, mi cuerpo estaba ardiendo y la verdad es que no podía contener el hecho de que es Lynn… Y me estoy volviendo loco porque es Lynn. Es que tiene mucho sentido si piensas en haber estado enamorado casi toda tu vida de él. Escuche su gemido de placer y me ruborice, de alguna forma no espere provocar ese tipo de placer en Lynn, pensé que ese tipo de demostraciones estaban reservadas para la única persona que en realidad ama.


Deje escapar un gemido cuando me quito la ropa, no entiendo como lo hizo, pero fue demasiado rápido. Una corriente fría me golpeo. La forma en la que me observa de alguna forma solo logra que me ponga más nervioso y que me ruborice aun más, ni idea de si es por el frío, el cual ya casi no siento, o si es por el desborde de emociones que Lynn me hace sentir. Deje escapar un gemido cuando lamió la punta de mi pene.-N-no hag… Ahg… L-Lynn- Gemí y le jale los cabellos esperando que continuara. Yo nunca me he desbordado de esa forma por pasión…-C-continúa…- Murmure respirando con dificultad.

Mensajes : 10

Puntos : 22

Fecha de inscripción : 09/06/2013

Edad : 24

Localización : ¡Espiando a Zen!

Ver perfil de usuario http://mividanotantípica.blogspot.com
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lynn Zaldyck el Lun Feb 17, 2014 2:27 pm
Sentía a mi cuerpo arder. No sabía cómo explicar ese sentimiento. Mi lengua seguía su camino, recorriendo la punta del miembro de mi acompañante. Me sonroje bastante al escuchar la petición de Echo de que continuase, no sabía si lo estaba haciendo bien o no, pero sentía que el cuerpo de Echo estaba reaccionando de una manera que me excitaba bastante. Permanecí unos minutos en aquella posición. Acariciando el cuerpo de Echo con mis manos. No sentía temor por lo que Zen pudiera decir sobre esto, simplemente lo estaba ¿Disfrutando?. Mi mano comenzó a masturbar su sexo mientras miraba la expresión de Echo. Sonreí ligeramente – Supongo que te…gusta- reí levemente sin detener mi mano.

Me detuve a pensar un momento en las consecuencias que tenía esto. Si Zen se enterara de esto sería un problema. Ya que podría lastimar a Echo y eso realmente aria que me sintiera el culpable de todo.  Pero el estar con Echo valdría la pena, ya pensaría en como esconder todo esto de una manera u otra.

Tome las dos piernas del contrario, y gire su cuerpo quedando yo por encima. Comencé a besar su cuello con algo de fuerza, dejando algunas marcas en él. Baje por su pecho hasta llegar a su abdomen. Sentía el sabor de su piel bailando en mi boca y también como mi entrepierna reaccionaba a mis acciones. Seguí bajando lentamente hasta encontrarme con la erección de mi compañero – uhm – mis mejillas se sonrojaron y mi boca continuo.

Los músculos de mi cuerpo estaban resentidos, por lo que a veces sufría un poco de dolor en las caderas y las piernas pero dejaban de aparecen durante unos momentos dándole el lugar al placer. Mi boca engullo el miembro de Echo casi por completo utilizando mi lengua para hacer el ‘’trabajo’’ completo. Mis ojos miraban fijamente el rostro de Echo, deseosos por ver las expresiones de su cara, quería saber si realmente lo estaba haciendo bien y que lo estaba disfrutando tanto como yo, aunque pe diera pena admitirlo.

Mis manos no se quedaban atrás. Una de ellas subió por el torso de Echo terminando en uno de sus pezones, jugueteando con él. Y la otra acariciaba mi erección. Continúe por varios minutos, esperando sin detenerme a que llegara a su punto máximo, el orgasmo.


Spoiler:
2 cosas:
1- Me sonroje(?)
2- por mas que escribo siempre parece poco >:C
Mensajes : 12

Puntos : 32

Fecha de inscripción : 08/07/2013

Localización : no se ._.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.