Últimos temas
» Dimitri - ID
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Dimitri Smirnov

» | Registro de Grupo {Solo alumnos} |
Dom Jul 05, 2015 6:42 pm por Ryuu

»  Echo? +18 (Privado)
Lun Feb 17, 2014 2:27 pm por Lynn Zaldyck

» Time in the life: Lucas Vitti~
Sáb Dic 28, 2013 1:02 pm por Lucas Vitti

» The time in the no-life
Sáb Dic 28, 2013 12:46 pm por Tsubasa Mori

» The life a the ghost
Sáb Dic 28, 2013 12:40 pm por Tsubasa Mori

» Prueba afiliacion
Vie Nov 22, 2013 9:42 pm por Ryuu

» Cosas de que hablar [Priv. Dimitri]
Lun Sep 30, 2013 7:58 pm por Ryuu

» Ficha {Zen A.} --e d i c i ó n --
Dom Sep 01, 2013 2:25 am por Zen Aleister


Dimitri Smirnov

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Ago 08, 2013 7:17 pm

Nombre: Dimitri.

Apellido: Smirnov.

Sexo: Masculino.

Edad: 18

Orientación sexual: Bisexual

Raza:Humano.

Grado: Segundo.

Descripción física:
Dimitri es alguien que, a pesar de no ser extremadamente alto, no es precisamente bajo. Mide aproximadamente un metro y setenta y cinco centímetros. Debido a sus deberes en el consejo estudiantil, ha conseguido una mirada seria que es capaz de perforar a otro si se lo propusiese con ella debido a lo seria que ésta es. Sus músculos no están marcados, pero se puede ver a simple vista que no es alguien precisamente debilucho. Por otra parte, sus rasgos faciales no dan precisamente una sensación de tranquilidad a quienes no lo conocen. De cabello azabache y de ojos escarlatas, junto con el aura de seriedad que emite constantemente, es capaz de asustar con cierta facilidad a quienes no lo conocen debido a su fuerte presencia con el simple hecho de verlo.

Como miembro del consejo estudiantil que es y, como el prefecto, siempre va perfectamente vestido de la forma correcta propia para los estudiantes. Lo normal es verlo con el uniforme de la academia y, cuando se trata de estar fuera de ésta, una chaqueta de marca, debido al dinero que su familia maneja. Sin embargo, fuera de la academia, es muy probable que se le vea con ropa informal. Chaquetas con capucha y camisas, ambos de color negro, junto con resto de ropas oscuras hacen que, sin embargo, de la sensación de que se está dirigiendo o que ha vuelto de un entierro debido a, entre otros, una vez más, el aura de seriedad que emite constantemente.

Spoiler:

Descripción psicológica:

Dimitri es alguien serio aparentemente. Las normas de la escuela no son una simples normas, sino unas leyes que todos deben seguir sí o sí, haciéndole, además, alguien extremadamente estricto con las normas de la escuela. No suele hacer excepciones por absolutamente, pues es casi completamente fiel a dichas normas. Sería extremadamente raro que fuese a hacer la vista gorda con respcto a ellas a favor de otra persona. Las posibilidades solo son en el mejor de los casos, muy pequeñas para aquellos en los que Dimitri confíe plenamente. De lo contrario, la persona que las quebrante deberá prepararse para las consecuencias.

Distante como pocos. Será extremadamente difícil hacerle sacar un tema de conversación y, si lo logras, no hablará precisamente animado de dicho tema en la mayoría de los casos. Es más, si no eres alguien a quien él aprecie, debes considerarte afortunado de que no te lance una de sus famosas miradas heladas antes de responder a tu pregunta para hacerle hablar. Si quieres tener una conversación con él siendo un completo desconocido con respecto a asuntos personales, deberás llamarle la atención. De lo contrario, será difícil.

Todo esto, sin embargo, es un muro que él mismo ha creado para evitar abrirse demasiado a los demás, de quienes desconfía bastante. Si se logra traspasar ese muro o derribarlo, se puede reflejar a alguien un poco más suave. Suele sonreír de vez en cuando y, aunque parezca extraño de creer debido a su seriedad que sigue mostrando, es capaz de decir bromas de vez en cuando y dejarse llevar por cosas que, en un principio, carecen de importancia.

Desgraciadamente, debido a su mal hábito de desconfiar en los demás, solo se muestra así con su mejor amigo, Ryuu y con Dorian, quien, junto a él, soporta una carga un poco mayor que los demás a la hora de mantener la fachada de la academia por ahora. Incluso con los otros miembros del consejo es bastante seco, llegando al punto de ser borde con ellos de vez en cuando.

Historia:
Hijo del embajador ruso. Desde que era pequeño estuvo viajando por diversos lugares y países, consiguiendo así un mayor nivel en idiomas que la media y, por la contraparte, que no tuviese apenas amigos. Sin embargo, todo cambió para él a los once años, cuando sus padres decidieron ir a Viena, Austria. No tenía idea de lo mucho que cambiaría para él. Lo único que hizo como preparativos del viaje fue hacer una lista de los sitios que quería visitar. Aunque lo intentase ocultar debido a su actitud reservada,estaba exrrañamente emocionado. Sin embargo, sucedió un accidente que no esperaban: una semana tras su llegada, la inmensa cantidad de nieve que había allí apenas les permitió hacer nada, incluyendo en ello los viajes turísticos que quería hacer Dimitri.

Al principio,  estaba bastante aburrido y se sentía un poco solo de no ser por su hermano, quien estaba ahí para él. Sin embargo, su madre, preocupada porque su hijo no pudiese hacer amigos, decidió que lo mejor era que Dimitri saliese con los demás niños que veía en la calle. Al principio, el joven no estaba dispuesto a ello pero, más adelante, decidió hacer caso al consejo de su madre e intentar hacer una corta amistad pues, como él ya sabía, eventualmente debería partir a otro lugar. Así había sido y así debería ser siempre.

Ese día lo recuerda Dimitri como la palma de su mano. "La amistad que nació" es el título que el le dio a ese día tan importante, debido a su pequeña costumbre de nombrar todos los días de alguna forma para darles más importancia.

Salió vestido con tanta ropa que podría hacerse pasar por esquimal si no hubiese sido porque se deshizo de parte de la ropa que le había dado, pues pasaba un calor bochornoso con toda puesta. Ni él mismo se esperaba que aquellos chicos pudiesen llegar a ser amigos suyos, menos aún volverse cercano a ellos. No fue especialmente así con todos, pero sí había uno que había conseguido un hueco especial para el chico desde pequeño. Su nombre era Ryuu. ¿Por qué fue así? Porque no solo fue él el que le invitó a jugar con ellos visto como parecía que Dimitri estaba haciendo la tentativa sin llegar a hacerlo, sino que además fue quien, día tras día, fue a buscarlo a la casa para hacer diversas actividades. Cabe decir que gracias a él, el objetivo principal de Dimitri fue cambiado. Sin embargo, ni a Ryuu ni a su familia les dijo que se había encariñado con ellos. Ya desde pequeño era un poco malo expresando sus sentimientos. Él simplemente les dijo que debía estar ahí porque, según él, podrían lastimarse si no estaba él cerca para evitarlo, aunque su familia siempre supo la verdad tras esas palabras.

Sin embargo, sucedió otro suceso que no esperaba que pasase. Él lo recuerda bajo el título "La pelea". Probablemente, desde que llegó allí con su familia, fuese el primer día en que se sintiese solo. Su hermano, quien había cumplido los dieciocho años, había alcanzado ya la mayoría de edad. Ése día, él se fue de la casa para conocer mundo en un acto de rebeldía contra los padres, quienes le tenían sobreprotegido bajo el calor de la familia. Ése fue el día en que perdió a su hermano, su pequeña ayuda para profesores y, más importante para él, su primer amigo de verdad. Lo veía de vez en cuando, pero no se atrevía a decirle nada aquellas visitas por miedo a que se volviese a ir. Aunque le habría encantado decirle que se quedase esa vez en casa, el hecho era que no pudo ser posible aquello, principalmente por el temor que sentía.

Después, pasado el año en que estarían en Viena, Dimitri puso otro título al día en que se tuvo que ir. Pecando de falta de originalidad, lo tituló "la despedida", pues pensaba que no volvería a estar realmente en contacto con ellos nunca más, ni siquiera Ryuu. Se sintió cada vez más solo a medida que se acercaba el día de forma lenta, pero segura. Debían tomar cada uno de ellos caminos diferentes a la hora de labrarse cada uno su futuro. Sin embargo, hubo cierta cosa que hizo que no se sintiese completamente solo: a pesar de la distancia, mantuvieron el contacto a través de e-mails y cartas. Dimitri prefería el segundo método, principalmente porque le daba más intimidad a la hora de expresarse debido a que eran a mano. El hijo del embajador viajaría ahora a Italia, donde seguiría teniendo el mismo estilo de vida con la salvedad de que, esta vez, tenía amigos con los que contactar, aunque fuese a través de vías que no les permitiesen hablar cara a cara.

Pasaron cinco años de aquella separación y, entonces, se dio "el accidente". Los amigos se juntaron de nuevo, lo que alegró mucho a Dimitri a pesar de no demostrarlo pero, debido a ciertos experimentos que hicieron, se dieron los eventos que hicieron que se convirtiera en miembro del consejo estudialmente de la academia. Aunque le dieron ganas de regañar a los que provocaron aquello, lo cierto es que no lo hizo, pues ni siquiera se lo esperó y, por otra parte, tenía que actuar. Se convirtió en el prefecto de Blue Moon, liderando entonces a los guardias de aquel lugar.


Gustos:
La tranquilidad.
Estar en un único lugar quieto, tranquilo, sin disturbios.
Lectura de libros.
Escuchar música.

Disgustos:
El ruido.
Tener que desplazarse de un lugar a otro continuamente.
Que le atosiguen con preguntas de tipo personal.
Que tomen asuntos de la normativa de la academia como simples tonterías.

Poderes o habilidades:

Su poder consiste en la materialización de ilusiones que, a los ojos humanos, parecen reales. Actualmente, este poder está constantemente activo, pues es el que le da a Bluemoon la apariencia de una academia. Estás ilusiones tienen la capacidad de afectar el campo sensorial al completo, por lo que si se recibiese un golpe provocado por algo creado a partir de sus ilusiones, la mente del que la sufre la catalogaría como real y habría dolor.

Debido al hecho de que está usando continuamente ese poder para la academia, el rango de poder con el que él puede actuar es bastante limitado. Tan solo puede crear cosas que él pueda llevar en la mano o entre los brazos.


Debilidades:

Debido a que está constantemente usando su poder para la academia, a medida que pasa el día se va agotando más rápido que alguien que no lo estuviese usando.

Al usar su poder mientras lo usa en la academia, este cansancio se hace más notorio, por lo que no puede usarlo en cualquier momento que quisiese. Tan solo puede usarlo si no está agotado. En caso de superar su límite, todas sus ilusiones podrían desaparecer.

Anexos:

-Se lleva muy bien con Ryuu.

-Suele reñir a Gisselle y Hans por ruidosos.

-Tiene una personalidad engañosa.

-Suele ser muy distante a sus amigos.

-Le gusta mucho asentarse en un lugar.

-Tiene un hermano mayor con el que es cariñoso, pero no lo admitirá facilmente.

-Aunque le tenga especial amistad a Ryuu y a Dorian (especialmente el primero), si cualquier persona aparte de ellos está presente, no se mostrará relajado. Esto incluye a los otros miembros del consejo.

Nombre real del físico:

Izaya Orihara

Anime/manga, Videojuego, Cómic, Novela gráfica de donde procede: Durarara!

Every seven months appears blue moon
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ryuu el Jue Ago 08, 2013 7:25 pm
Ficha Aceptada.
Mensajes : 62

Puntos : 126

Fecha de inscripción : 25/04/2013

Ver perfil de usuario http://bluemoonacademy.forosactivos.com
avatar
Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.